Paraderos en corredores incumplen medidas mínimas

La asociación Udeal advirtió que estructuras no cumplen los requisitos del Reglamento Nacional de Edificaciones

Paraderos en corredores incumplen medidas mínimas

Los nuevos paraderos obstaculizan el tránsito de personas y vehículos (Foto: El Comercio)

Alrededor de 120 paraderos para los buses del Corredor Azul y Corredor Rojo comenzaron a ser instalados. Sin embargo, los vecinos de San Isidro y La Molina reportaron que estas estructuras están generando molestias ya que bloquean el paso de peatones.  Incluso se veían obligados a caminar sobre la pista.

Otras veces, se ubican en medio de veredas estrechas, impidiendo el avance de sillas de ruedas y coches para niños. También hay casos, como en el cruce de la avenida La Molina y Javier Prado, en donde la construcción  fue levantada detrás de la reja de un jardín.

Al respecto, la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima (Udeal) señaló que la principal falla de estos paraderos es que no cumplen con las medidas mínimas según el Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE).

Por ejemplo, indicaron que en el caso de paraderos con bancas, deberían tener un ancho mínimo de  0,70 metros en el área de paraderos y de 1,30 metros en el área de circulación de personas.

Udeal recordó que en el proyecto elaborado por Pro Transporte en 2009 para poner en marcha los corredores de alta capacidad se proponía instalar paraderos tipo tótem en los casos que falte espacio para la circulación de personas. 

Estas construcciones elevadas serían una alternativa en los tramos con veredas muy angostas. Así, pese a que no existían bancas y cubiertas, los usuarios podrían acceder al servicio de buses.

Pro Transporte ha identificado al menos 15 paraderos mal ubicados, los cuáles serán cambiados en las próximas semanas.