Puente cayó pese a que Rímac no llegó a caudal máximo histórico

Norma del MTC dispone que obras se hagan considerando el nivel más alto del río de los últimos 100 años

Puente cayó pese a que Rímac no llegó a caudal máximo histórico

El puente Solidaridad se desplomó el jueves 16 de marzo, el día en que el río Rímac alcanzó los 116 m3/s, su nivel máximo en este verano. Esta obra peatonal unía los distritos de San Juan de Lurigancho y El Agustino. (Alessandro Currarino / El Comercio)

Para el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, el puente Solidaridad fue técnicamente bien hecho. “Lo que ocurre es que no estaba preparado para esas dimensiones [del río]”, dijo ayer para defender su obra de 3,8 millones de soles que no duró ni siete años.

Es importante anotar que el diseño de un puente sobre un río se hace estudiando los caudales históricos del afluente. Esto está normado en el Manual de Puentes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), publicado en el 2003.

Este documento señala que, para diseñar la estructura, los estudios de hidrología deben considerar los caudales máximos que tuvo el río 100 años atrás para prever sus peores condiciones. En el caso de la socavación, estos se deben calcular con niveles históricos de 500 años atrás.

Según el ingeniero Juan Arboleda, de la Dirección de Hidrología del Senamhi, hace casi un siglo, allá por los años 20, el Rímac tuvo un caudal máximo de 600 m3/s.

Su otro nivel histórico lo alcanzó hace dos décadas, durante el fenómeno de El Niño de 1997-1998, cuando llegó a 200 m3/s. En este verano, el río no ha superado los 116 m3/s. Entonces, si este puente se hizo considerando las máximas avenidas del Rímac, ¿por qué no soportó?

–Posturas técnicas–
El arquitecto Augusto Ortiz de Zevallos afirma que el puente debe diseñarse para los niveles extremos de caudal y socavación. “Esta obra tiene fallas en el diseño”, indicó.
Reiteró que el peso de la estructura era soportado en la ribera y no en el pilar central, a través de los tirantes. Lo ideal –indica– es que el peso de un puente atirantado sea jalado por los cables.

Ayer, tras una inspección a la estructura caída, el ingeniero Herbert Sotelo opinó que el terreno donde se cimentó la estructura está formado por material aluvial y rellenos. “El efecto de socavación en ese sector es alto. Era necesaria una protección: un enrocado o un enrocado con concreto”, indicó Sotelo.

Para el ingeniero Zenón Aguilar, docente de la Universidad Nacional de Ingeniería, el error ha sido que el pilote fue cimentado por encima del nivel del cauce. “Lo que convencionalmente se hace es que la cimentación se hace por debajo del cauce para evitar una posible erosión o socavación”, afirma Aguilar. Con esta idea coincide Luis Antonio Zegarra, especialista del Departamento de Ingeniería Civil de la PUCP.

El ingeniero especialista en puentes Víctor Sánchez Moya da a entender que la norma del MTC podría ser extrema: “No podemos diseñar todo para 600 m3/s, que sabemos es muy poco probable que ocurra. No acabaríamos nunca”.

Hasta el momento, el municipio de Lima no explica concretamente los motivos técnicos de la caída –o el desplome– del puente. El alcalde Castañeda, hace unos días, solo argumentó que la naturaleza le ganó a la ingeniería.

LA CONSTRUCTORA

- La obra la hizo en el 2010 la Constructora e Inmobiliaria A.L & M S.A.C., que entre el 2009 y el 2015 facturó S/21 millones por 5 contratos con la Municipalidad de Lima. Este Diario intentó comunicarse con la empresa, pero no fue posible.

- A pocos metros del puente Solidaridad está su gemelo, el puente Libertador. Este también estaría en riesgo de colapsar.