¿Quién asesinó al director del penal Castro Castro? La Policía maneja dos versiones

Se sospecha que el crimen fue perpetrado por terroristas aliados del “Cojo Mame” o por narcos como Lucio Tijero, a quienes redujeron las gollerías

*Por Luis García Panta y Henry López Tafur* Dos semanas después de que *El Comercio* informara sobre un posible plan gestado en el penal de Piedras Gordas para atentar contra Manuel Vásquez Coronado (54), según información de la Dircote, el director del penal Miguel Castro Castro "fue asesinado a sangre fría":http://elcomercio.pe/noticia/394338/director-penal-castro-castro-fue-asesinado-balazos-afuera-su-domicilio-agustino por sicarios frente a su vivienda, ubicada en la manzana D lote 8 de la asociación de vivienda Canaán, en El Agustino. Los asesinos aprovecharon que se encontraba solo, dentro de su camioneta y sin ningún tipo de seguridad, pese a ser la máxima autoridad de una de las cárceles más peligrosas del país, en la que se encuentran recluidos secuestradores, narcotraficantes y terroristas. Según las primeras investigaciones de la Policía Nacional, el hecho ocurrió aproximadamente a las 6:15 a.m. cuando Vásquez se disponía a ir a su centro de labores. Apenas encendió su vehículo, una mujer se habría acercado por el lado izquierdo del auto para distraerlo, al hacerle una pregunta. Fue en ese momento que apareció uno de sus compinches por el mismo lado y, sin mediar palabra, le disparó en el rostro. Otros dos delincuentes se encontraban a pocos metros del lugar. Tras perpetrar el delito, los malhechores huyeron a pie por una calle aledaña para luego fugar a bordo de un auto Tico por la Vía de Evitamiento. La investigación de los agentes policiales señala que los asesinos utilizaron una pistola 9 milímetros con silenciador, pues ni los familiares ni los vecinos escucharon los disparos. Por los casquillos encontrados, se sabe que usaron balas Parabellum, cuyo uso está prohibido por su gran poder destructor. Al percatarse del hecho, familiares de Vásquez Coronado lo condujeron en el automóvil de un ahijado, que vive al frente de su casa, al hospital Hipólito Unanue, que también se encuentra en El Agustino. El director general de dicho nosocomio, Gamero Álvarez Basauri, dijo que cuando ingresó al servicio de emergencia a las 7:47 a.m. ya estaba muerto. El cuerpo presentaba cuatro orificios de bala en el rostro: tres en el lado cérvico-facial izquierdo y otro en el lado cérvico-facial derecho. Este último sería la huella de salida de uno de los proyectiles. Mientras unidades especializadas de la Policía Nacional (Dirincri, Dircote, SUAT) empezaban una intensa búsqueda de los asesinos, el fiscal Denis Medina Cajamarca, de la Primera Fiscalía Mixta de El Agustino, se hizo cargo de las investigaciones. *TIJERO, “EL INGENIERO”* Una de las hipótesis que maneja la PNP sobre las causas del crimen es que sicarios a sueldo vinculados al narcotraficante Lucio Tijero Guzmán, “El Ingeniero”, quien cumple condena en el penal de Canto Grande, habrían matado a Vásquez debido a que este recortó una serie de privilegios de Tijero en la prisión. “Le puso a otro interno en su celda, la cual tenía una pequeña sala y un cuarto en la sección venusterio, y le quitó el televisor y la refrigeradora, entre otros enseres que este tenía y que no están permitidos en una prisión”, señaló uno de los agentes. Además, según información confidencial dada por agentes penitenciarios, Vásquez habría iniciado un idilio con un familiar directo de Tijero que llegaba a visitarlo con frecuencia. Esta última versión es manejada con cautela por los agentes policiales, quienes en los próximos días interrogarán a Tijero. *EL “COJO MAME”* Sin embargo, la versión más contundente es la que relaciona el hecho con el delincuente Mamerto Florián López, “Cojo Mame”, hoy preso en el penal de Piedras Gordas. Según una nota de inteligencia, Vásquez Coronado sospechaba que delincuentes terroristas en coordinación con internos comunes, entre ellos el “Cojo Mame”, planeaban asesinarlo, según lo hizo saber a este Diario. Para respaldar lo que decía, Vásquez entregó la Nota de Información 208-2009-DIVSE-EP-MCC-S2, en la que se indicaba que informes de inteligencia habían detectado una reunión de delincuentes comunes con acusados por terrorismo, en el penal Piedras Gordas, para coordinar un atentado contra él. Y agregaba: “Por la misma fuente se ha conocido que los internos DDTT (delincuentes terroristas) que estarían planificando tal accionar serían los mismos que el 14OCT2009 fueron derivados desde el pabellón 2B EP-MCC hacia el EP-PG (Establecimiento Penal Piedras Gordas) en respuesta al traslado de que fueron objeto y por el endurecimiento y cumplimiento del régimen penitenciario impuesto en el EP-MCC (Establecimiento Penal Miguel Castro Castro) desde la asunción del actual director [...] por considerar tales internos que se estarían recortando beneficios logrados en gestiones anteriores”. La nota informativa, con sello de “Reservada”, señalaba también que los reclusos habían acordado que serían delincuentes comunes en libertad quienes atentarían no solo contra Vásquez sino también contra el jefe de la División de Seguridad de dicha cárcel. Una fuente del penal, que pidió el anonimato, indicó ayer que Vásquez había solicitado protección personal hasta en dos oportunidades a la jefatura del INPE, pero que no se la dieron. *VEHEMENTE E IMPULSIVO* Vásquez Coronado, natural de Chiclayo, tuvo roces no solo con los internos de los penales de Cañete, Callao, Piedras Gordas y Castro Castro, que le tocó dirigir, sino también con los agentes penitenciarios. Por eso fue objeto de algunas denuncias por abuso de autoridad. Él buscaba acabar con los privilegios de los reclusos y se ganó odios y rencores. Gustavo Carrión Zavala, ex jefe del INPE, tras repudiar lo sucedido, lamentó que Vásquez Coronado no hubiera tenido protección. A su vez, cuestionó que se le hubiera entregado tan alta responsabilidad pues, según él, Vásquez poseía un carácter impulsivo y vehemente y tenía denuncias por maltrato a personal penitenciario.

Tags relacionados

Metropolitana