Villarán volvió a romper promesa de no contratar a revocados

Designación de ex teniente alcalde Eduardo Zegarra se suma a la del ex regidor revocado Marco Zevallos. PPC criticó decisión

Villarán volvió a romper promesa de no contratar a revocados

Zegarra fue uno de los colaboradores más cercanos de Villarán en sus primeros años de gestión (Foto: Archivo El Comercio)

PAMELA SANDOVAL DEL ÁGUILA
Redactora de Sociedad

A menos de un mes de que el Concejo de Lima tuviera una accidentada sesión por la contratación del regidor revocado Marco Zevallos como gerente del Ambiente, las críticas vuelven a encenderse con la incorporación de Eduardo Zegarra, ex teniente alcalde de Lima, al directorio de la Empresa Municipal de Mercados (Emmsa).

El de Zegarra es el tercer caso de un regidor que, pese a haber sido revocado en las elecciones de marzo pasado, vuelve a ser llamado por la gestión de Susana Villarán para seguir prestando servicios a la ciudad.

El primero se conoció en noviembre del 2013 e involucró a Perfecto Ramírez Cifuentes, ex regidor y especialista en transportes, quien cobró S/.32 mil por seis meses de asesorías al ente municipal Pro Transporte.

“Esto es una burla. Todos los funcionarios empeñaron su palabra, empezando por Villarán, de que no se iba a contratar a los revocados. ¿Se están pagando favores políticos?”, cuestionó ayer el regidor Alberto Valenzuela, del PPC.

La incorporación de Zegarra como uno de los nueve integrantes del directorio de Emmsa fue planteada por Juan Rheineck, presidente de la entidad, a la propia alcaldesa Villarán a mediados de enero. 

“Necesito a alguien de confianza, que conozca de mercados y tenga voz y voto. Lo consulté [con Villarán] y vimos que no hay problema”, explicó Rheineck a El Comercio

Según Rheineck, el perfil profesional de Zegarra (economista y experto en desarrollo rural) se ajusta a lo que precisa en Emmsa para consolidar el Gran Mercado Mayorista de Santa Anita.

Sin embargo, a la fecha el ex teniente alcalde aún no tiene ninguna labor específica ni está voceado para asumir algún proyecto pendiente como el mercado Tierra Prometida para minoristas o la construcción de los demás pabellones.

“Si el problema es el sueldo, pues no lo recibe. Solo se le dan dos dietas de S/.650”, insistió Rheineck.

SE DIJO Y SE DESDIJO

Tras la revocatoria, en abril del 2013, Zegarra escribió lo siguiente:

Ayer el ex teniente alcalde informó a El Comercio vía Facebook que “ser miembro del directorio” no lo hace funcionario de Lima. En la red social admitió haber reflexionado sobre su futuro político, por lo que pidió ser juzgado por sus obras. 

Luego, en su blog personal, se extendió: “Acepté con la firme convicción de que puedo aportar seriamente, desde mi experiencia de dos décadas como investigador en temas agrarios y de alimentación, y también desde mi rol como dirigente político”, escribió.