Violó a niña, jueza ordenó su libertad y volvió a ultrajar a otra joven

Julio César Méndez Quintana dejó embarazada a su primera víctima. Ministra la Mujer pide sanción para magistrada que lo dejó libre

Le faltan pocos meses para dar a luz y desde ya dice que entregará a su hijo en adopción, porque tiene miedo de ver en la cara del pequeño la del depravado que la violó. ‘Ana’ (13) fue ultrajada cuando todavía tenía 12 años por Julio César Méndez Quintana y pese a las pruebas en contra de este sujeto, la jueza Liz Mary Huisa Félix ordenó su libertad bajo comparecencia.

Unos meses después, Méndez Quintana es acusado por una estudiante de 17 años de haberla violentado sexualmente debajo de un puente en Santa Eulalia, tal y como lo hizo con su primera víctima. “Con un cuchillo me llevó hacía el río, a jalones. De ahí abusó de mí. Después me llevó a su cuarto y siguió abusando de mí”, contó ‘Ana’.

La niña, según informó el noticiero “Primera edición”, desde que fue violada ha intentado suicidarse en tres oportunidades y su madre, Liz Moises Paredes, dijo que prácticamente ha perdido las ganas de vivir.

Funcionarias del Ministerio de la Mujer le han brindado asesoría legal y también ayuda psicológica a la menor, quien pese a los consejos para que se quede con el niño que lleva en el vientre afirmó que “voy a darlo en adopción porque es un hijo no deseado (…) cada vez que lo vea me voy a acordar de todo”.

La madre de la niña cuenta que hace siete meses Méndez Quintana estuvo recluido en la carceleta del Poder Judicial, a un paso de ser internado en un penal, pero que de manera repentina la jueza Huisa Félix lo puso en libertad bajo comparecencia.

MINISTRA PIDE DESTITUCIÓN
Por su parte, la ministra de la Mujer, Ana Jara, le pidió esta mañana al titular del Poder Judicial, César San Martín, que ordene abrir una investigación contra Huisa Félix y si, se comprueba que fue negligente, que se proceda a su destitución.

“Le pido a César San Martín que mediante las instancias que correspondan, la OCMA, se le abra una proceso administrativo a esta jueza Mary Huisa, porque tenía a una niña de 12 años violada y embarazada. Sin embargo, ella quería más pruebas”, manifestó en conferencia de prensa.

Agregó que así como esta jueza existen “muchos magistrados que tienen mano blanda para juzgar delitos” de este tipo.