Alerta: diabetes aumenta en adolescentes y quizá ni lo saben

Casos se incrementaron incluso desde los 12 años. Sobrepeso, sedentarismo y mala alimentación son factores de riesgo

Alerta: diabetes aumenta en adolescentes y quizá ni lo saben

La diabetes se da por el mal funcionamiento del páncreas. El hecho de que suba la glucosa es una complicación, que puede derivar en problemas en la vista, insuficiencia renal, amputación de piernas y -por estas complicaciones- hasta la muerte. (Foto: USI)

 

Cuando tenía solo 11 años, Ana Cecilia Dipas Gómez pesaba unos 65 kilos y los médicos le dijeron que ello significaba un sobrepeso de 15 kilos. Incluso llegó a los 89 más adelante y luego tuvo un bajón a 52 kilos a los 14 años. Evidentemente, algo estaba mal en su salud. Entonces, los médicos le informaron que tenía un nivel de glucosa de 720 mg/dl, un exceso al rango normal de 70 a 100 mg/dl en ayunas. Era diabetes.

“Tengo 29 años y tengo diabetes desde los 11 años, pero debo tenerlo desde los 8 años. Generalmente, uno la tiene y es silenciosa y no sabes hasta que tienes la glucosa alta”, cuenta la ahora joven Ana Cecilia, quien confiesa que tomó conciencia de la enfermedad al ver que tenía complicaciones en los riñones y la vista, haciendo que pase años yendo al hospital. Y los males continuaron, recién acaba de recuperar el cuero cabelludo perdido tras una varicela.

Todos esos males pudieron ser controlados con un adecuado tratamiento, que incluye tres dosis diarias de insulina, la hormona que regula la cantidad de azúcar en el cuerpo y sin la cual no se podría controlar la enfermedad ni tener vitalidad. Ella lo sabe, es consciente de cómo pasará el resto de sus días: “Tengo 18 años con diabetes. La insulina la voy a usar de por vida hasta el día que me muera”.

Ana Cecilia Dipas Gómez (29) recuerda que por las complicaciones generadas por la diabetes estuvo varios años sin cabello, lo que perjudicó sus posibilidades de obtener un empleo como tecnóloga médica. Sintió rechazo. Pero afirma que la diabetes no ha acabado su vida, trabaja, orienta a los jóvenes y hace voluntariado en Huaycán, donde vive.

MÁS CASOS JUVENILES
Y aunque la historia de Dipas data de años atrás, el problema sigue siendo palpable. Según cifras del Ministerio de Salud, el número de casos de diabetes aumentó entre el 2012 y el 2013 incluso desde los 12 años. El 2012, en el rango de 12 a 17 años, hubo 747 casos registrados. El 2013, aumentó a 859. A setiembre de este año, van 720.

Asimismo, en el rango de 18 a 29 años, el Minsa registró 3.351 casos el 2012, pasando a 4.224 el 2013 y a setiembre de este año van 3.449. Y pese a que los pacientes entre 30 a 59 años concentran la mayoría de casos, la tendencia sería que aumenten los casos en adolescentes y jóvenes.

Especialistas consultados coincidieron en señalar que cerca del 8% de la población peruana mayor de 20 años padece de diabetes y que a nivel general habría al menos un millón de diabéticos.

Marianela López, coordinadora de la Estrategia Nacional de Enfermedades No Transmisibles del Minsa, explica que la población en la costa (principalmente en Lima, Callao, Piura, La Libertad y Lambayeque) concentra la mayoría de casos de diabetes e hipertensión, mientras que en la sierra las cifras son menores por la alimentación más sana y la mayor actividad física.

¿POR QUÉ EN LOS ADOLESCENTES Y JÓVENES?
“Ellos, casi siempre, tienden a consumir un alimento muy próximo. Al salir de la universidad o academia, siempre está una gaseosa, un queque o una hamburguesa. Casi nunca está una fruta o un yogurt, una bebida más saludable, o agua”, sostiene Medardo Chucos Ortiz, presidente de la Liga Peruana de Lucha contra la Diabetes. Asimismo, él coincide con el doctor Miguel Malo, asesor en Enfermedades No Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en señalar que importantes factores de riesgo son el sobrepeso y la obesidad.

Cabe recordar además que recientes estudios del Minsa dieron cuenta de que tres de cada cinco peruanos tiene sobrepeso u obesidad, y que en el caso de personas entre 20 y 29 años la relación es dos de cada cinco. A obesidad más temprana, hay más probabilidad de tener diabetes a menor edad. Asimismo, los especialistas resumieron que la mala alimentación, la falta de ejercicio, el sedentarismo y la falta de información son los principales condicionantes.

DESCONOCIMIENTO VS. CONTROL
Ana Cecilia contaba que probablemente ya tenía diabetes tres años antes del diagnóstico. “Lo más preocupante es que por cada persona que es diagnosticada tardíamente, existen cinco que tienen diabetes y no lo saben. Diagnóstico tardío es cuando ya hay complicaciones por micción frecuente, sed intensa, pérdida de peso, visión borrosa […] Muchos expertos dicen que los síntomas aparecen cuando ya se tienen 5 años de enfermedad”, señala al respecto Chucos Ortiz. “Más o menos el 50% no sabe que ya tiene problemas con el azúcar”, estima por su parte el asesor de la OPS.

También coincidieron en que la desinformación puede ser muy perjudicial, pero que con un adecuado tratamiento, control y cuidados se puede hacer llevadera la enfermedad. Así lo hace la señora Ortencia Jara -de 65 años y la única de 7 hermanos con diabetes-, quien lleva más de 13 años con el mal. Se lo diagnosticaron luego de la muerte de su padre, también diabético. 

Ella pesaba más de 80 kilos cuando empezó con los síntomas, entre ellos la sed. Pero hizo quizá lo que muchos suelen hacer: “Si tenía sed, en vez de tomar agua, tomaba gaseosa. Así es que me fue elevando”. Hoy tiene la enfermedad controlada con las dos dosis de insulina al día y cuenta que lleva una vida normal, pero con precaución: “Lo que tengo es la glucosa elevada, pero otras enfermedades no me han tocado, porque me cuido y me controlo”.

¿QUÉ HACER?
Lo que se recomienda para evitar el mal es comer alimentos con menos grasas, reducir las carnes rojas, tomar agua, evitar bebidas gaseosas o energizantes, practicar deporte. En resumidas cuentas, llevar una vida sana.

“Se debe fortalecer la capacidad resolutiva y de diagnóstico de primer nivel y que no se pase a los hospitales a la gente cuando ya tiene complicaciones: problemas de visión, vasculares, neruológicos o renales […] La diabetes está entre las primeras causas de muerte y de carga de enfermedad”, apunta Malo, quien destaca además la necesidad de políticas preventivas sobre la alimentación saludable y la actividad física. “Se debería de articular más con el Ministerio de Educación para que los profesores tomen 10 minutos al día para hablar de este tema. Se multiplicaría la información”, propone Chucos.

Por su parte, la funcionaria del Minsa resalta que se hacen campañas a nivel nacional y no solo por el Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre. “Siempre se están haciendo campañas constantes y nosotros evaluamos y monitorizamos con el Ministerio de Salud”, asegura. 

(Imagen: World Diabetes Day)