Plantean en China construir buses gigantes para 1.200 pasajeros

La cabina elevada del impresionante medio de transporte permitiría que por debajo siga fluyendo el tránsito

¿De qué manera se puede transportar a más gente y a mayor velocidad sin perder tiempo y dinero en nuevas vías o subterráneos, y sin contaminar el ambiente? Esa fue la pregunta que se respondió la empresa Shenzhen Hashi Future Parking Equipment, al presentar su prototipo de buses gigantes y ecológicos en la Exposición de Alta Tecnología de Beijing en mayo pasado. O como ellos los han bautizado: autobuses tridimensionales rápidos.

Según la página web Engadget.com, la propuesta consiste en la construcción de buses gigantes del ancho de dos carriles de la pista y que utilizarán rieles para su desplazamiento, pero cuya cabina de pasajeros será elevada, lo cual permitirá su avance fluido pese a cualquier congestión que se pueda presentar en el camino.

El bus tendrá seis metros de ancho, una elevación de entre 4 m y 4,5 m y por debajo de él solo estaría permitida la circulación de vehículos de no más de dos metros de alto. Al no descender al nivel de la pista en ningún tramo del camino, los paraderos también deberán ser elevados.

ALTERNATIVA ECOLÓGICA
Pero la propuesta de este prototipo no solo ofrece un menor tiempo para la movilización a través de la ciudad, sino también el cuidado del medio ambiente.

Estos buses no utilizarán combustibles fósiles para su desplazamiento, sino que funcionarán con energía eléctrica y solar, y alcanzarán una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora. Tendrán capacidad para transportar a 1.200 pasajeros (distribuidos en tres vagones) por viaje.

De acuerdo con lo señalado por Shenzhen Hashi Future Parking Equipment, la construcción del bus y la adaptación de una ruta de 40 kilómetros costarían unos 500 millones de yuanes (casi US$74 millones), 10% de lo que cuesta construir un tren subterráneo que recorra la misma distancia.

Asimismo, aseguran que con este sistema se reducirá entre el 20% y el 30% de la congestión de las calles.

La prueba piloto de este sistema se realizará en el distrito Mentougou, en Beijing, con la instalación de 186 kilómetros de vías a fines de este año. ¿Un sistema así podría funcionar con éxito en nuestro país?

MÁS DATOS
Sus fabricantes aseguran que el bus podrá ahorrar unas 860 toneladas de combustible al año, con lo cual se reducirían unas 2.640 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

Los buses contarán con un sistema de ondas ultrasónicas y alarmas para alertar a los conductores de los automóviles que pasen debajo al momento en que tenga que dar algún giro.


Tags relacionados

China

Buses gigantes