Proeza médica en el Perú: mujer se recupera de trasplante bipulmonar

Zelmira Prado (41) fue intervenida en el hospital Almenara debido a una enfermedad que le impedía respirar. “Ahora estoy al 100%”, afirmó

(Canal N)

La mujer que fue sometida al primer trasplante de dos pulmones en el Perú se presentó esta mañana ante la prensa junto a los médicos del hospital Guillermo Almenara y autoridades de EsSalud. Zelmira Prado (41) padecía una bronquiectasia (dilatación anormal e irreversible del árbol bronquial) que le causaba infecciones, neumonías repetitivas y le impedía respirar.

La paciente fue sometida con éxito a dos intervenciones quirúrgicas realizadas por separado. En la primera intervención, realizada el 17 de abril del 2011, se le trasplantó el pulmón derecho, y en una segunda (el 9 de octubre) se le reemplazó el izquierdo. Las delicadas intervenciones quirúrgicas duraron 16 horas en total.

“Yo pensé que el segundo trasplante iba a demorar pero gracias Dios tuve la suerte de recibir un segundo trasplante en octubre. Desde ese entonces estoy al 100%. Ahora puedo respirar mejorar, puedo conversar o hablar como estoy ahora y comer sin dificultad”, dijo Prado Delgado protegida con una mascarilla que portaba sobre su boca.

La paciente, madre de un hijo, evoluciona de forma favorable y el pasado 24 de octubre fue dada de alta del hospital Almenara, aunque aún su estado de salud es seguido de cerca por los especialistas, mediante controles médicos periódicos a los que debe acudir.

El equipo quirúrgico que realizó esta proeza médica estuvo dirigido por Víctor Gómez Ponce, médico cirujano de tórax, quien contó con el apoyo de médicos especialistas como Elizabeth Zárate, José Palacios, Eduardo Ortiz, Esteban Albornoz, Mónica Amaro y Johan Orozco.

DONACIONES LE SALVARON LA VIDA
Zelmira Prado, quien es trabajadora social y labora en Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Unmsm), recibió los pulmones de dos jóvenes, uno de los cuales donó, además, otros órganos. “Quiero agradecer a los familiares del joven que donó el órgano de su ser querido y que ya no está presente. Ellos me dieron la oportunidad de estar con vida y seguir adelante”, refirió la paciente.