“El WhatsApp está revolucionando la construcción de la noticia”

Fábio Gusmao, editor digital del diario Extra de Brasil, participará desde mañana en el evento "Digital Media Latinoamerica"

“El WhatsApp está revolucionando la construcción de la noticia”

Fábio Gusmao, editor digital del diario brasileño “Extra”. (Archivo Personal)

FÁBIO GUSMAO
Editor digital del diario brasileño “Extra”

Tengo 38 años y nací en Río de Janeiro. Estudié Periodismo en la Universidad Gama Filho. En 1996 fundé “Interacción, la voz de nuestra región”, el primer periódico de los barrios a través de Internet. En “Extra” estoy 16 años y 7 meses. Desde el 2013 apostamos por el WhatsApp, con esta herramienta nuestros lectores se sienten parte de la producción del periódico. Bien dice el lema de Extra: “El periódico que eligió también está hecho por usted”. Desde mañana participaré en el “Digital Media Latinoamérica 2014”, evento organizado por la WAN-IFRA.

Por: MARÍA FERNÁNDEZ ARRIBASPLATA

En el 2010 ganó el premio de Infoglobo por su proyecto Reportero 3G. Un año después enseñó a los pobladores de las favelas a reportear utilizando sus celulares. Hoy Gusmao apuesta por el WhatsApp para que el lector colabore con la edición diaria. 

Solo basta enviar una foto, un video o un texto de lo que está sucediendo a través del WhatsApp del diario “Extra” para que su historia se convierta en noticia, cuenta Fábio Gusmao. Para este reconocido periodista digital, la participación de sus lectores, a quienes llama periodistas ciudadanos, es clave. En menos de un año ya logró convocar a 26 mil. 

— Usted apuesta por el periodismo ciudadano. ¿Pero puede una persona que solo envía la foto, el video o el texto ser considerada periodista?
No son periodistas. Ellos son testigos de los hechos. Hoy en días las herramientas digitales han facilitado este tipo de producción. Un periodista siempre será fundamental para el proceso de la construcción de la información. Toda la red es operada por periodistas profesionales que nunca serán sustituidos. Para tener una idea, el WhatsApp de “Extra” revolucionó tanto la forma en que producimos las noticias que tuvimos que contratar a cinco personas para el Núcleo Digital. 

— Entonces, ¿cómo define al periodismo ciudadano? 
Son aquellas personas que actúan como colaboradores, como participantes en la construcción de la noticia pero que no tienen cualidades periodísticas.  Las herramientas digitales no solo nos han permitido estar más cerca de nuestros lectores. Aquí nuestros colaboradores se sienten participantes de la producción del periódico.

— ¿Alguna denuncia de un ciudadano lo ha sorprendido? 
Con la ayuda del lector se logró identificar a un hombre acusado de matar a su esposa. Ese artículo fue publicado en la página web “Extra” y produjo unos 2,5 millones de vistas. También hay otras noticias, como la muerte de una modelo de Río, que cayó desde el piso 13 de un edificio en Sao Paulo, o en la Copa Mundial,  un lector captó al técnico brasileño Luiz Felipe Scolari disfrutando de un descanso en la ciudad de Fortescue, en Ceará. Los lectores casi siempre reportan accidentes, la situación del transporte y la salud.

— ¿Cómo verifican la información que les brindan los ciudadanos?
Verificamos todo lo que nos pasa la gente, tal como lo hicimos antes cuando los canales eran cartas, llamadas telefónicas, correos electrónicos y las denuncias presentadas en persona. Lo que distingue este caso es que a menudo las denuncias están acompañadas de fotos, videos y audios que es alguna prueba de la veracidad de lo que están hablando. Pero el trabajo de los controles periodísticos todavía obedece a criterios estrictos para la determinación y comprobación. 

— ¿Por qué eligió el WhatsApp y no otra herramienta social? 
Aquí ya usamos Facebook, Twitter e Instagram, pero percibí que el WhatsApp nos daría algo diferente, vinculado directamente a la producción periodística. El número de usuarios en Brasil es mucho más grande. Con poco más de un año conseguimos reunir más de 26 mil personas. Recibimos más de un millón de mensajes, más de 50.000 fotos, 2.000 videos, más de 1.800 audios, producimos más de 600 reportajes y centenares de casos exclusivos. Tanta ha sido la acogida de nuestros colaboradores, que hoy tenemos dos números de WhatsApp y todos los mensajes son respondidos por nuestro equipo. En América del Sur tres diarios también lo utilizan.

— Muchas personas dicen que no es confiable ni seguro. 
Hasta ahora no hemos tenido problema con relación a la seguridad. Además, ninguna herramienta digital es totalmente segura. Recientemente Apple fue víctima de filtración de fotos pero esas invasiones son hechas por especialistas. 

— ¿Cuáles serían los pros y los contras de las herramientas digitales? 
Las herramientas digitales acortan caminos, ayudan a reducir tiempos, facilitan descubrir lo que está escondido por las autoridades y ayudan en la búsqueda de documentos públicos y personas. ¿Los contras? Depende de quien decide olvidarse que es fundamental ir a la calle y comprobar todo lo que viene por los medios digitales. 

— Un antecedente de todo esto fue su experiencia de reporterismo ciudadano en las favelas. ¿De qué se trató?
Se llamó el Reportero del Mañana y lo empezamos en el 2011. Primero fue en una escuela municipal dentro del Complejo de Favelas de Mare, ubicada al norte de Río de Janeiro, una zona que hoy pasa por el proceso de ocupación policial. Entrenamos a algunos alumnos y profesores en periodismo, video, foto, edición y texto. Ellos publicaban la realidad de donde vivían en un blog. Después el proyecto fue ampliado a otras zonas pobres, con el patrocinio de la Municipalidad de Río de Janeiro.

— Su último proyecto fue la Red Narcosul para periodistas. Cuéntenos...
Sirve para el intercambio de informaciones sobre el crimen organizado en América Latina a través de un WhatsApp exclusivo. Nació a partir de la dificultad que tuvo Guilherme Amdo en un reportaje. Con esta red varios periodistas de los países investigados han ayudado con datos sobre el sistema judicial local, fuentes policiales y hasta traducción de algunas grabaciones. Seguiremos evolucionando el WhatsApp, hay otros proyectos pero son un secreto.