Los 10 momentos más tensos de la televisión peruana

Recuerde con nosotros los sucesos que han puesto en más de un aprieto a las distintas figuras públicas

Los 10 momentos más tensos de la televisión peruana

DANIEL MEZA M.
Redacción Online

Es cierto que todo lo mostrado en la televisión está pautado, pero lo interesante viene cuando, en una transmisión en vivo, a alguien se le ocurre salirse del libreto. Estos son los hitos que definen (en muchos casos) por dónde va el curso de la historia de la TV y suelen ocurrir mediante un exabrupto, explosión o indignación de alguno de los protagonistas, quienes deciden acabar con el show y empezar con algo más entretenido (mostrarse como realmente son).

Aquí, una lista de momentos cumbres que, si no nos ha dejado turulatos, mínimo lo hemos comentado en la ‘chamba’, la universidad, o el cole al día siguiente:

1. César Hildebrandt renuncia a Canal 13 (1998): La mejor renuncia en vivo ‘forever and ever’ de la TV. El momento soñado de todo periodista, restregándole en la cara al poderoso broadcaster y a su hijo que tiene dignidad y que, en nombre de la libertad de expresión, no iba a aguantar la mordaza ni un minuto más (lo suspendieron dos días por hablar de las deudas del canal). De nada sirvieron los intentos de Gustavo Delgado hijo por calmarlo –el ‘Chato’ pegó la retirada dejando plantado al gerente de Red Global- ni la airada llamada de Don Genaro, el zar, desde Miami. Gobernaba el ‘Chino’, lo asesoraba Montesinos, y, tal como anunció el periodista, lo que se venía era “duro, duro y muy bravo”. César Hildebrandt fue, mal o bien, el primer valiente que le dijo sus verdades a Papá Upa. Tremendo momento.

2. Valentín Paniagua noquea a Nicolás Lúcar (2001): Acusar en un informe televisivo al Presidente de la República de recibir 30 mil dólares de un ex testaferro de Montesinos cuando el país se intentaba levantar de la crisis (Fujimori había renunciado a la presidencia dos meses antes), requería algo más de rigurosidad periodística. Virtud que olvidó el ‘bigotón’ cuando presentó con aires de preocupación esta denuncia en su desaparecido “Tiempo nuevo”, aleonando al pacífico Valentín, quien no tardó en llamar al canal para poner los puntos sobre las íes. “A usted lo responsabilizo de esta maniobra, torpe, sucia y subalterna cuyo propósito es encubrir la inmoralidad que hubo en este país”, sostuvo en vivo el ex mandatario, colgando el teléfono ante un perplejo conductor. Desde ese momento, sanamente Lúcar decidió nunca más hacer ni meterse en política.

3. Bayly despide abruptamente a ex ministro Pastor (2010): El turno es para el ex ‘Francotirador’ quien (sin ser Hildebrandt) dejó en evidencia la ‘patería’ (hacia Alan García) del ex ministro de Justicia Aurelio Pastor. Este –por evitarse problemas o quién sabe qué- nunca quiso decir si estuvo o no de acuerdo con el indulto a José Enrique Crousillat que otorgó el Presidente en marzo del año pasado y que poco tiempo después fue derogado. El ‘Tío Terrible’ acorraló magistralmente al ex titular de la citada cartera en una de sus últimas entrevistas memorables, y le dio una despedida cortando su vago discurso de autodefensa y despidiéndolo, sin mayor cortesía. “Y de qué vamos a hablar, de la foto de Olenka Zimmerman en ‘Fausto’”, cerró Bayly, fiel a su estilo.

4. Jaime Bayly y Rosa María Palacios en el ring (2007): Otra de Jaime. No hubo pelea de box más fiera que este duelo de dos periodistas en el 2007, ambos muy inteligentes e inquisidores. Es inolvidable cómo en la primera parte, la conductora de Prensa Libre sermoneó a su antojo y puso en aprietos al escritor. “Te haces el gay para vender libros”, le dijo (Bayly K.O.). Esto, por cierto, picó al ex ‘Francotirador’, que mientras recibía los golpes ya masticaba su contraataque. Tras el corte comercial, Bayly inclinó la cancha a su favor: le recordó a la abogada haber trabajado en el plan de gobierno municipal de Hurtado Miller en su candidatura de 1995 y le indujo a confesar que votó por Fujimori en el 1995. “¿Y así dices que no eres fujimorista?”, culminó. ‘Rosi’ K.O. Ni a Don King se le hubiera ocurrido este combate.

5. Magaly critica duramente a Augusto Ferrando (1995): Sin duda, aquella edición de “Fuego Cruzado” marcó el fin de la carrera televisiva de Augusto Ferrando –con letales críticas por parte de Magaly Medina y Martha Hildebrandt, quienes lo vapuleaban diciendo que su programa era televisión basura y “no aportaban nada cultural”. El rostro de Ferrando lo decía todo, la indignación de su mirada, lo fruncido de su ceño, la fuerza de sus respuestas atenuadas por los años ante la complicidad de los conductores en esa tribuna desigual llamada ‘Fuego Cruzado’. Años después, Ferrando falleció.

6. Aldo Miyashiro pelea con Beto Ortiz en vivo (2009): Los ‘Enemigos Íntimos’ tampoco estuvieron libres de agarrarse a boquilla en su programa, cuando aún se transmitía por Frecuencia Latina. ¿El motivo? Un video en el que se veía a Gisela regalarle un picatodo a Magaly Medina en un sorteo, ambas muy jóvenes. A Beto le parecía periodístico y a Aldo no. El ‘Chino’, entonces, arremetió contra su partner, acusándolo de estar ‘obsesionado’ con la ‘Urraca’ por el rating. Beto le dijo que entendía “su inexperiencia, y que ese era un tema para discutir fuera de cámaras y no en vivo”, para finalmente retirarse molesto. Al ‘Chino’ no le quedó de otra que terminar el programa solo, algo nerviosón y ofuscado. Hicieron honor al nombre de su programa.

7. Ariel Bracamonte se enfrenta a Nicolás Lúcar (2009): No solo Paniagua haría pasar un mal momento a Lúcar. En octubre del 2009, el que lo hizo trastabillar fue un indignado Ariel Bracamonte, al desmentir que el asesinato de su madre (Miryam Fefer) se produjo por una deuda que esta mantenía con la mafia israelí del narcotráfico, tal como lo decía un testigo anónimo en un informe de “Punto Final”. Bracamonte sostuvo que fue “sospechoso desde el momento en que su reportera no le pidió su versión” y que “tenía claro que Lúcar defendía a Liliana para que después ella le de las primicias”. Cuando Lúcar quiso responder, Bracamonte cerró: “Bájeme el tono, tómese un poco de agua y tranquilícese”. Por momentos parecía que Ariel conducía el programa.

8. Carlos Alcántara renuncia a Lima Limón (2006): Memorable fue la rabiosa renuncia de Carlos Alcántara, cuando “Lima Limón” era un incipiente programa de mediodía con Laura Huarcayo en su nueva faceta de amiga de las mamis y aún sin la ‘Carlota’. El programa procuraba ser distinto e innovador, con un ‘Cachín’ novato en esas lides intentando ser lo más natural posible (con evidente esfuerzo). Pero nadie imagino que cuando se sacó un segmento de ‘talk show’ llamado “Líos de vecinas”, muy al estilo de Laura Bozzo, que el sonriente Machín iba a explotar, tirando al suelo el atril donde fungía de juez de líos de barrio, renunciando, en apariencia, asqueado. Fácil y por dentro estaba diciendo “are, ajo, erda”.

9. Magaly Medina ridiculiza a Ángel Ganoza (2009): No contenta con ver cómo lo ridiculizaban por teléfono sus propios televidentes, la ‘Urraca’ invitó a Ganoza de “El tribunal de la tele” a debatir con ella en su propio programa. Lo que se vio allí, en un inicio fue una disputa con mala vibra pero algo equiparada. Sin embargo, todo empezó a decaer cuando, apoyada en su producción y tribuna, la Medina empezó a atacar y mofarse despiadadamente del pobre Angel Ganoza. Hasta contrató al cómico Alfredo Benavides para que le juegue unas bromas al hombre de las líneas telefónicas, quien soportó estoicamente las risotadas soberbias de la conductora. “Siempre has sido intolerante, soberbia y absurda”, finalizó el ‘pelao’, evidentemente frustrado.

10. Melcochita vs. Jimmy Santi (2008): Esta fue de Ripley. El veterano cómico nunca sospechó que sus ácidos chistes hacia un compañero farandulero le iban a costar unos buenos manotazos en su rejuvenecido rostro, allá por noviembre del 2008. El debate estaba picante, pero las bromas de ‘Melcochita’ alteraron al veterano cantante de ‘Chin Chin’, quien se paró y le propinó un par de bofetadas. Magaly Medina, la desconcertada moderadora, sentía que la disputa (que solo era de boquilla) se le iba de las manos. “Quiere ser figuretti conmigo” dijo Santi, a lo que Melcochita respondió: “Yo solo soy figureti con Pavarotti y con Bush”, haciendo reír a toda la producción. Gracias como esta terminaron por hacerlo ganador del poco amistoso encuentro, sin siquiera mostrar los puños. ¡Grande, Melcocha!