Día del Maestro: artistas y productores que son profesores

A propósito de esta importante fecha, recordamos a populares figuras de la televisión que imparten sus conocimientos a otros

Día del Maestro: artistas y productores que son profesores

SONIA DEL ÁGUILA (@soniahafid)
Redacción online

“Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida”. (Pitágoras)

El 6 de julio de todos los años se celebra en el Perú el Día del Maestro, en reconocimiento a aquellos hombres dedicados a impartir sus conocimientos, como es el caso de reconocidas figuras de la televisión, que paralelamente a su labor en los escenarios artísticos son educadores. A continuación algunos de ellos nos cuentan sus experiencias con la docencia.

NORKA RAMÍREZ
La actriz que encarna a la abnegada Pilar Huanca, madre de Salvador (Christian Domínguez) en ‘Mi amor el wachimán 2’, imparte sus conocimientos de actuación en el taller de talentos de Del Barrio Producciones. Norka Ramírez descubrió en la enseñanza la posibilidad de transmitir a los demás todo lo que alguna vez, cuando se iniciaba en actuación, hubiese querido saber.

“La experiencia de enseñar es muy grata. Que un alumno celebre sus avances, que aprenda la capacidad de autocrítica y que al salir de una escena te diga que se sintió cómodo, te llena de satisfacción. Mi mayor alegría es ver a mis alumnos alternando tanto en las series de la productora como en otros proyectos televisivos”, señala Norka.

JAVIER ECHEVARRÍA
El presentador de “Química Pura”, Javier Echevarría, se inició como educador cuando tenía 17 años, dando catequesis a los niños de la primera comunión. Esa experiencia lo estimuló a estudiar psicología educacional. Desde entonces se dedicó a la docencia y paralelamente a la actuación. Dicta talleres vocacionales y de actuación, además de conferencias.

“Lo más hermoso de la experiencia de enseñar es el contacto directo con las personas y la posibilidad de ser un puente para el desarrollo y el aprendizaje. Enseñar me ha dado enormes satisfacciones. Es como una siembra donde cosechas años después sin que te des cuenta. El cariño de la gente siempre ha sido gratificante pero sobre todo el sentir que eres útil y que estás contribuyendo a tener el mundo un poquitito mejor del que tuviste tú. Creo que esa es la misión, saber que somos un grano de arena, pero ese grano de arena tiene un sentido y un espacio que ocupar”.

La docencia le ha dado a Echevarría gratas satisfacciones, como aquella vez que en el aeropuerto tuvo problemas para volar porque no estaba confirmado y, de pronto, todo se solucionó milagrosamente gracias a que el encargado había sido su alumno. “Me dijo lo siguiente: ‘Hace años me enseñaste a volar, ahora me toca a mí devolverte esa oportunidad’. Casi lloro”, recordó.

CHRISTIAN YSLA
El artífice de la puesta en escena ‘El Perú Ja Ja’ en el teatro Peruano Japonés, comparte la actuación con la docencia desde hace 20 años. Enseñó actuación en una escuela de arte junto al recordado José Enrique Mávila y, posteriormente, en un centro educativo.

“No me considero un maestro, solo trato de transmitir algo que aprendí. He enseñado talleres de actuación a mucha gente, el año pasado la gerencia de cultura de la Municipalidad de Lima me llamó para ayudar a los cómicos ambulantes a crear nuevos números. Al final del taller tuvimos una muestra en la Plazuela de las Artes, con un grato resultado. Rompieron récord de asistencia. Ahora dicto un taller de impro a actores profesionales. Entre mis alumnos están Rómulo Assereto,” Emanuel Soriano”:http://elcomercio.pe/tag/153652/emanuel-soriano, Lucho Cáceres, entre otros”, comenta.

PAUL GASTELO
Hace 20 años, cuando ya se dedicaba a la actuación, Paul empezó con la docencia impartiendo clases de diseño gráfico en diversos institutos superiores. Posteriormente, por recomendación del actor y director Reynaldo D’Amore, enseñó actuación en el Club de teatro de Lima.

“Lo mejor que le puede pasar a un ser humano es tener la posibilidad de compartir lo que sabe, eso te permite estar en un constante aprendizaje. Actualmente enseño en el Club de Teatro de Lima y en el taller de talentos de Del Barrio Producciones. He enseñado a mucha gente. Una vez una amiga del colegio me llamó para decirme que se había inscrito en una escuela de actuación y que su maestro iba a ser yo. Ella terminó los talleres, luego actuamos juntos”, enfatizó.

RAÚL ZUAZO
El actor de ‘El apagón’, puesta en escena de Juan Carlos Fisher, recordó que la inquietud de transmitir a otra persona sus conocimientos artísticos lo llevó a involucrarse con la docencia. Enseña talleres de actuación a alumnos desde 15 hasta 35 años de edad.

“Enseñar es increíble porque vivir el proceso de cada uno de tus alumnos te enriquece, te reta, te enseña, te llena de satisfacción. Personalmente lo disfruto mucho y me entusiasma hacerlo. Me interesa mucho transmitir lo que alguna vez mis maestros me enseñaron. Es muy bonito ver a un alumno avanzar”, sostuvo.

EFRAÍN AGUILAR
El productor de la sintonizada serie ‘Al fondo hay sitio’, debutó como maestro en 1980, nueve años después dio su primer taller de actuación. Desde entonces ha visto desfilar por diversas producciones nacionales a varios de sus alumnos. Ello, asegura, lo llena de satisfacción.

“Soy pedagogo de profesión. Hay que tener metodología para enseñar. Hay que motivar al alumno para que entienda y asimile el conocimiento que le impartes. La docencia requiere de varios planteamientos, el profesor tiene que prepararse. Enseñar me ha dado grandes satisfacciones. En 1986 hice mi primer montaje con alumnos de La Balanza en Comas, ahora ellos han hecho un proceso teatral de teatro marginal en ese lugar. La semilla está germinando, está dando sus frutos”, remarcó.