Ya son historia: los 10 ‘talk shows’ inolvidables de la TV peruana

A propósito del resurgimiento de Laura Bozzo (y su estilo) en Televisa, lo que nos dejó este controvertido formato televisivo iniciado en los 90

Ya son historia: los 10 ‘talk shows’ inolvidables de la TV peruana

DANIEL MEZA
Redacción online

Peleas, ‘sopapos’, tiradas de pelos y muchas cosas más se han visto en nuestra televisión gracias a un formato que –al menos aquí en Perú- significó mucho más de lo que decía su propio nombre. Hace 20 años, un ‘talk show’ era algo así como ‘espectáculo de conversación’. Por tanto, Jaime Bayly y su “1990” (versión precoz de “El francotirador”) podían calzar perfectamente en el término, como también los actuales “3G” o “Fulanos y Menganos” (programas de cable). Pero todo cambió en el Perú en la década del 90: el nuevo ‘talk show’ ya era un género que mostraba a un solo conductor (a) entrevistando a un panel de 6 o más invitados y debatiendo temas–nada sobrios- al aire. Esta semana (a 4 días del regreso triunfante de la controvertida ‘señorita Laura’ a Televisa) un entretenido ránking de los ‘talk show’ que pasaron por nuestra pantalla:

1. “Laura en América”, Laura Bozzo (1998-2000): El último y el más polémico programa que la ‘doctora Laura’ ha tenido en el Perú. Con la ‘abogada de los pobres’ en toda su magnitud, alcanzó cifras récord en el rating de la hora del almuerzo (y sábados por la noche), con temas como “Hago todo por dinero”, “Mamá, soy lesbiana”, “Me enamoré de mi sobrina” o “Mi marido me dejó por un hombre”. Parecía divertido, pero propaló erróneos conceptos de nuestros compatriotas como “el carrito sanguchero” o “los peruanos sin dientes”, motivos que le valieron para ser el programa más vapuleado de nuestra TV (incluso años después de su extinción). El colmo fue cuando se descubrió que todos sus casos eran fraudulentos. Televisa , el Perú te agradece por llevártela.

2. “Hablemos claro”, Mónica Chang (1998): Fue muy popular como reportera de “90 segundos”, preguntándole a los heridos o a las viudas ¿cómo se siente?, pero decidió llevar su curioso desenfado a los ‘talk show’, donde, pese a lo inesperado del traslado de área, no le fue tan mal. En “Hablemos claro”, la impredecible ‘China Chang’ tocó temas típicos del formato (al estilo de “Mujeres de fierro” o “Mil oficios” o los referidos a cómicos ambulantes y las clásicas broncas, que incitaba con frenesí). Mónica no duró tanto como se esperaba en su ‘talk show’, pero pronto se reinventó con un ‘reality’ llamado “China en Acción” en el que realizaba obras de caridad con otros famosos. ¿Y ahora, qué será de la ‘China’? La última vez que se le vio en televisión fue defendiendo a Vicky Peláez , que fue su compañera en el noticiero del canal 2.

3. “Tal cual”, Jorge Henderson (1993-1995): El incomparable mostacho de Henderson pasó de lucirse en un programa musical llamado “Enhorabuena” a un ‘talk show’ que se transimitía todos los sábados por la noche-, asemejándose al famoso conductor Geraldo, de los Estados Unidos (en apariencia, no carácter)- y que llevó por nombre “Tal cual”. Contrario a otros exponentes del género, el programa del peculiar conductor no se caracterizaba por convertir el set en un ring de box: por el contrario, prefirió hacer de la sobriedad un estilo (temas amplios tipo infidelidades, abuelitos o cómicos en el set), además de estampar en el recuerdo sus incomparables gestos y manera de hablar. Hace poco, se supo que Henderson sufre de cirrosis . Fuerza, bigotón.

4. “Intimidades”, Jaime Lértora (1998): El recordado ‘cabezon’ no solo fue actor, consultor en comunicaciones o Dr. Mascotas: también fue conductor del programa “Intimidades”, al cual entró con difícil tarea de llenar el vacío dejado por la doctora Laura (se la jalaban para canal 4), que aun no había convertido el espacio de Panamericana en el cuchitril de belicosos que logró después. Justo cuando Lértora empezaba, Laura arrancaba con sus ‘fiebres de sábado por la noche’, y se iniciaría la competencia de dos marcados estilos. No obstante Lértora se defendía con su chispa y dotes de buen comunicador. En un momento empezó a darle un giro al estilo de su programa: mostraba casos evidentemente ficticios, como la hipnosis o el espiritismo, parodiando las ocurrencias del programa rival (¿recuerdan cuando fingía estar molesto y se sacaba el cinturón?). Ante la difícil competencia, no le quedó de otra que usar la cabeza…

5. “Entre Nos”, Mónica Zevallos (1998): De todos, sin duda era uno de los formatos más ‘light’, característica por la que se ganó el apelativo de ‘la suavecita’ , pues su panel no incluía invitados que se agarraban a golpes como en otros casos. Tenía temas graciosos como “Soy la mamacita del barrio” o incluso presentado shows de cómicos ambulantes en el set. Otra de sus características era hacer participar al público, técnica que le daba un aire fresco al programa de la esposa de Jimmy Arteaga (ex dirigente de Frecuencia Latina). Tiempo después, Zevallos llevó el mismo formato a Panamericana, con “Mónica” y posteriormente se cambió al ‘reality show’ con “Vale la pena soñar”. La ‘suavecita’ también se modernizó.

6. “Fuego Cruzado”, Eduardo Guzmán y Mariella Balbi (1990-1993): Aquí, las estrellas no eran los conductores (que no eran más que escuetos moderadores), sino un panel que opinaba sobre algo, sin libreto alguno. Surgieron nuevas características en este formato: preguntas provocadoras, temas polémicos y debate donde participaron personas comunes como también especialistas, profesionales y personajes de televisión. Tal vez, la fecha más memorable (y no por ello más grata) fue cuando un grupo de panelistas (entre los que se encontraba Martha Hildebrandt y Magaly Medina) criticaron duramente a Augusto Ferrando (acorralado por un panel entero que no les gustaba su programa), a punto de provocar que pierda los papeles. Lo irónico fue que, la propia ‘Urraca’, acusó a Ferrando de hacer televisión basura. ¿Qué cosas, no?

7. “Pecado original”, Maritza Espinoza (1998): No fue de los más trascendentes ‘talk show’ de la televisión ni se diferenció mucho de los otros del mismo género (temas del corazón, desengaños, decepciones, personas con problemas psicológicos). Lo gracioso e inolvidable de esta versión era que pretendía ser mucho más decorosa que las otras remarcando un divertido eslogan: “aquí no auspiciamos broncas ni bofetadas”. “Pecado original” tuvo que ser levantado por bajo rating (según Magaly Medina, no llegaba ni a los 3 puntos), pero al menos sirvió para que Maritza se percatara de que lo suyo era la prensa escrita y la radio, ni más ni menos…

8. “Maritere”, María Teresa Braschi (1996-2000): La cautivadora ‘Maritere’ Braschi Glave, la modelo que en los ochenta se negó a participar en un concurso de Miss Perú por conducir un noticiero televisivo, debutó (1996, Frecuencia Latina) en un formato que la mantendría en TV hasta hoy. María Teresa no tenía el carácter convulsivo de algunas conductoras pero sus ojos verdes y su físico la hicieron conquistar al televidente. La temática habitual de su ‘talk show’ era proteger o apoyar a las mujeres sufridas, las madres de familia, las luchadoras, etc, y así no más, estuvo cuatro años en el aire. Después vino “Maritere es así”, en el 2004, y su lanzamiento en la TV ecuatoriana el 2009, donde tuvo éxito. Aplausos para esta regia compatriota.

9. “Qué tal mañana”, Laura Borlini (2006): La guapa argentina que se popularizó conduciendo “Mil Disculpas” con el maquillador Carlos Cacho (ahora en prisión) también incursionó en el popular formato presentando casos –cuando no- de mujeres que sufrían algún tipo de maltrato. Durante el segmento ‘talk show’ de su programa (ATV) que conducía con los cómicos Fernando Armas y Hernán Vidaurre, Borlini ajusticiaba con su conocido estilo dulce y moderado a los abusivos y abusivas que oprimían a sus panelistas. Fue una de las últimas manifestaciones de programas de aquel estilo, muy extemporáneo de su época de oro. Aún así, la querida Borlini cumplió, sin necesidad de generar violencia en el set.

10. “Lima Limón”, Laura Huarcayo (2007): Hoy es un programa de América con indiscutible éxito en el mediodía, pero años atrás tuvieron su segmento de ‘talk show’ –allá por el 2006-, cuando empezaban, donde no todo fueron flores. El segmento “Líos de vecinos” no hubiera pasado a la memoria popular a no ser por la abrupta salida de Carlos Alcántara, el popular ‘Machín’ de ‘Pataclaun’, al manifestar –en vivo y en pleno programa- que no le gustaba ‘nadita’ lo que estaba haciendo porque “no iba con sus principios”. “Esto es una payasada, es la última vez que hago este bloque”, espetó el actor, acabando con su participación en el espacio. Hubiera sido sensacional que se retire diciendo “are, ajo, erda”…

Encuesta: ¿Cuál cree usted que fue el peor ‘talk show’ de la TV peruana?