Bosque de Zárate: la montaña verde que nos desafía

Fue declarado zona reservada en el 2010, es el refugio de diversas especies y un lugar ideal para los amantes del trekking en Lima

NORKA PERALTA LIÑÁN

Quienes suelen ir al Bosque de Zárate, robándole tiempo al fin de semana, acostumbran hacer esta ruta en un full day. Se llega la noche previa hasta el distrito de San Bartolomé, a una hora de Chosica, para caminar durante 60 minutos hasta el Centro de Interpretación de la comunidad de San Bartolomé, donde se pernocta para empezar el ascenso al día siguiente, muy temprano.

Aunque estamos en la temporada ideal para visitar este santuario, pues la montaña luce verde y sus quebradas están cargadas de agua, es necesario saber que el recorrido es de mediana dificultad, pues comprende cinco horas de caminata en ascenso y cinco de descenso. Por ello, no es recomendable para personas que no realicen actividad física frecuente.

BUSQUE UN GUÍA
Es mejor ir con grupos de excursión que conozcan la zona, como Camycam Montañismo, o contactar previamente a la comunidad de San Bartolomé para contar con un guía. No se arriesgue a ir solo.

El bosque se caracteriza por su altitud. En cinco horas de caminata se pasa de los 1.850 m.s.n.m. a los 3.600 m.s.n.m., por lo que es aconsejable llevar bastones de trekking. Además, se debe portar una mochila con agua y alimentos para las 10 horas de caminata.

Esta reserva constituye uno de los pocos bosques naturales que sobreviven en el centro del país y, por ello, se ha convertido en refugio de diversas especies, principalmente de aves, como el cóndor andino y la cotinga cachetiblanco.

En la ruta también se aprecian restos arqueológicos, huellas de una ocupación precolombina que persisten, al igual que las montañas de este bosque.