Ticonata, una isla del Titicaca detenida en el tiempo

Su espectacular vista del lago, así como su original arquitectura y su legado la han convertido en parada obligada en Puno

RAÚL ALARCÓN

Frente a la península de Capachica se encuentra la encantadora isla de Ticonata, la cual se caracteriza por sus viviendas circulares y por poseer en su punto más alto una particular vista de 360° del lago Titicaca.

Al arribar a Ticonata será recibido por las familias de la comunidad, quienes ataviadas en sus coloridos trajes típicos lo trasladarán hasta su putuco (viviendas de adobe concebidas en forma circular para contrarrestar el intenso frío de la zona), el cual posee todas las comodidades necesarias para descansar (el costo es de S/.20 la noche), así como con excelentes vistas de los paisajes que rodean la isla.

Entre el abanico de actividades que ofrece la comunidad (recomendamos pernoctar una noche y armar un paquete según sus intereses), usted podrá optar por participar en las tareas de siembra de tubérculos o elaboración de artesanías, aprender a cortar la totora, pastar ovejas, embarcarse en una jornada de pesca artesanal o pasear en rústicos veleros por las islas vecinas. Por la noche, tras una cena con insumos andinos, podrá participar en un ritual de agradecimiento a la pachamama y bailar junto a una fogata vestido con los trajes típicos.

LEGADO HISTÓRICO
Por su ubicación y los vestigios hallados en la isla, se cree que Ticonata fue habitada por importantes personajes durante la época prehispánica.

En el camino hacia el mirador, desde el que se aprecia la península de Capachica y las islas aledañas, apreciará su icónico arco de piedra, así como la cueva en la que se encontraron las momias que hoy se exhiben en el museo de sitio junto a keros, vasijas, máscaras ceremoniales y otras ofrendas pertenecientes a la cultura Tiahuanaco.

Lee aquí más notas sobre turismo en Puno