04 de agosto del 2020 °C
Busco Novio

Chicas malas

Ahora nos toca a nosotras. La que jamás ha sido una chica mala, que tire la primera piedra (o bolita de plastilina). Al momento de comenzar a escribir este post me di cuenta de mis rezagos machistas (y me molestó reparar en que aún los tengo), porque a diferencia de lo fácil que me fue hablar de los chicos malos, empecé a sentir reparos al enumerar las veces que he sido, sin excusas de por medio, la mala dentro de una relación. Hasta me pasó por la cabeza que hay muchas chicas que no han sido malas nunca, quizás no a propósito. Pero ya basta. Las relaciones son de a dos, el género no es un excluyente ni una justificación de la maldad, crueldad o como quieran llamarle a lo que a pocas o muchas mujeres nos ha hecho tratar o haber tratado al –en este caso, pobre- que está a nuestro lado. Así que, como en una de esas reuniones de terapia grupo levanto la mano y digo: “Me llamo Alicia y he sido una chica mala”. Seguir leyendo...

Mi sueño se hizo realidad

LO SOÑÉ, PERO NUNCA ESPERÉ QUE PASARA. ¿Pensaron que se trataba de un hombre? ¿Quizás qué ya tenía novio? ¿Que por fin me había enamorado? Pues, no. Pero hoy, eso no me preocupa en lo más mínimo. Este sueño va por otro lado; en el que en definitiva existen hombres se han visto involucrados e implicados. Pero este sueño, a punto de cumplirse, tan oculto, temido e inalcanzable, tanto, que hasta ahora no me lo creo, es mío; y ya sé que suena a frase hecha, que llamarlo de este modo es huachafo, cursi y hasta tonto. Pero no hay otra manera de nombrarlo. Son las palabras exactas para decirlo. No existen otras. Mi sueño se hizo realidad: he escrito y voy, bueno, voy es un decir, van a publicar mi primer libro. Seguir leyendo...