03 de agosto del 2020 °C
Busco Novio

¡No quiero estar sola!

PREFIERO UNA RELACIÓN DE TERROR A ¿ESTAR SOLA? CLARO QUE NO. Llegó otro Halloween, una buena ocasión para recordar historias de terror. Yo tengo una que, ahora, me resulta aún más escalofriante que una maratón de "La Profecía I y II", "El exorcista", "El resplandor", "Carrie" y "Viernes 13": mi miedo a estar sola. ¿Pueden creer que por esa razón fui la novia non-stop de tres chicos (es decir, uno tras otro sin un mes de descanso siquiera) durante ocho años? Aunque me da vergüenza admitirlo fue así. Cómo diría mi jefa, vamos por partes y cucharadas. Seguir leyendo...

Valgo más que una entrada VIP

NO MÁS EXCUSAS, POR FAVOR. El jueves pasado salí con una amiga a la que no veía desde hacía un tiempo. La verdad no pude elegir una mejor “cita” para esa noche, pues esa larga y divertida conversación me sirvió para poner en claro un punto muy importante (echar cable a tierra o simple salud mental, le dicen): ¿cómo terminaron los últimos minicapítulos de mi vida emocional o mejor dicho, el Sr. Anónimo, el Sr. Control, el Sr. Nueva York, el Sr. Que no me quiso saltar a la yugular y el Sr. Con el que iba a ver a Andrés Calamaro en primera fila? Dos palabras: falsas excusas. Aquí va mi versión de los hechos (si después de esto ninguno de estos patas me quiere volver a hablar, aquí y ahora,asumo toda responsabilidad). Seguir leyendo...

¿Existen “reglas” para salir con alguien?

PARECE QUE YO ESTABA EQUIVOCADA La historia es sencilla. Chico conoce a chica. El chico piensa que a la chica él no le gusta nada. Está equivocado, a ella le gusta (y un montón); pero ella juega según “las reglas” y demuestra que él no le gusta, que en castellano simple significa: se hace la difícil. Resultado: el chico se va para otro lado, mejor dicho, hacia otra(s) chica(s). Aunque yo desconocía todo sobre este popular libro que te asegura que, siendo fiel y siguiendo chancona sus exitosas reglas (por solo 5.99 dólares -edición de bolsillo-), conseguirás no un novio, sino un marido, me di cuenta al hojearlo que yo jugaba las anti-reglas y probablemente por eso pasó (o mejor dicho, no pasó) lo que sucedió el sábado pasado con el chico que me gusta. Seguir leyendo...