¿Ah sí? Pues eso dicen los y las que ponen los cachos, sacan la vuelta, en fin, la mancha de infieles cuando se ven contra la espada y la pared de la verdad. ¿Les creemos? Yo voto por un gran no. Seguir leyendo...