Entre el post pasado y este, tuve tiempo para pensar bien en lo que estaba haciendo. Y encima, con un viaje de por medio, que siempre da la distancia adecuada para ver las cosas con aún más claridad, decidí no salir con S1, ni con S2. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el viernes pasado tuve una cita. Con S3. Seguir leyendo...