Are you talking to me?

No sabía que mi último post iba a ser profético. Empecé lo que ahora está registrado en mi memoria como “El mejor año nuevo de mi vida”, rodeada de mis personas favoritas: mis mejores amigos, que vinieron de lejos con el único motivo de pasarla juntos, y mi familia. A pesar de no afectar el grado de alegría de la llegada del 2015, había un globo de helio desinflándose dentro de mi interior. Y aunque la historia de ese, ahora inexistente, globo había comenzado un mes atrás, la verdad es que ya llevaba un par de años. Y dice... Seguir leyendo...