Ya no soy tu víctima

Me lleno de rabia e impotencia al leer los testimonios de abuso; también quisiera como muchas que los victimarios sean desenmascarados. Sin embargo, sé lo difícil que es; lo imposible que puede llegar a ser. ¿Por qué? Porque yo pase por lo mismo. Hace casi diez años conté mi historia públicamente sobre la violencia doméstica de la que fui víctima. No lo hice por venganza, ni por hacerme justicia, sino porque pensé que podría servirle a alguien más saber que no estaba sola. No mencioné nombres ni apellidos, y siempre hable desde... Seguir leyendo...