“Buenas horas” es la frase que usan los pobladores de Túcume para saludar entre las 6 a.m. y las 6 de la tarde ya que después pueden aparecer los espíritus según las creencias de esta zona norteña. Y es con ese mensaje impreso en una gran foto que nos dan la bienvenida al último pueblo en el mundo donde se construyeron pirámides.

TUCUME 2

El complejo arqueológico de Túcume está conformado por 26 pirámides de adobe construidas en el año 1.000 después de Cristo, que rodean una montaña sagrada. Se ubica a 36 kilómetros al norte de la ciudad de Chiclayo, en Lambayeque. Con mi grupo llegamos en auto y tardamos unos 40 minutos pero también se puede ir en bus, demorando una hora y pagando S/ 2,50. Desde donde te deja el bus al complejo, los mototaxis cobran entre S/ 3 a S/ 5.

El arqueólogo Manuel Escudero nos explica que este es un sitio único donde se ve una concentración de edificios piramidales truncos: “Hay dos rutas para recorrer este valle de las huacas: la ruta A que toma 45 minutos y te conduce hacia la huaca Las Balsas y el recorrido B que te lleva hacia el cerro Purgatorio donde está el mirador, a unos 120 metros de altura desde donde se pueden ver todas las edificaciones”.

1

Nosotros tomamos el segundo camino. El ingreso a cada una de las rutas por separado y al museo cuesta S/ 8 para adultos, S/ 3 para estudiantes y S/ 1 para niños.  El servicio de guiado está en S/ 30 para grupos de hasta 15 personas en la ruta A y S/ 50 por la misma cantidad de gente si se quiere tomar la ruta B.

……………………

MUSEO DIVERTIDO

Pero el paseo no sería tan entretenido si no existiera el museo inaugurado el 2014, que exhibe 1.262 piezas halladas en las excavaciones de la zona así como colecciones de objetos relacionados al curanderismo.

¿Y la diversión? Una gran maqueta con luces que se encienden conforme explican la ubicación y detalles de las pirámides abre paso a un cúmulo de experiencias. “Siente las texturas al interior de cada caja y adivina a qué animales corresponde”, dice una de las piezas. Descubre de dónde llegaron algunos alimentos consumidos por los antiguos peruanos, como el maíz, o reta a tus compañeros de viaje con un enorme juego de memoria con datos curiosos sobre la zona.

MUSEO TÚCUME

Al lado, la representación de una mesa de curanderos busca demostrar que esta tradición norteña se mantiene viva. Por si no lo sabías, el museo de Túcume es el punto de encuentro de una treintena de chamanes que cada año, en quincena de setiembre, se une para invocar a sus dioses.

Antes de salir de la última sala ordeno unas letras imantadas y formo los típicos apellidos norteños así como algunas respuestas sobre lo aprendido en el recorrido.

Tras una breve caminata ponen a prueba la fuerza y la puntería de los visitantes. Todos lanzamos una especie de jabalina con la que los pobladores de Túcume cazaban animales para alimentarse. Acto seguido, enrumbamos a los talleres de teñido en reserva, repujado en lámina metálica y cerámica dictados por la asociación de artesanos del lugar.

TUCUME 3

Este lugar fue premiado como ‘Mejor Proyecto Mundial de Turismo’ por la Asociación Británica de Escritores de Viaje. Es una de las paradas obligadas si estás de viaje por Chiclayo y por si no lo sabes, cada primer domingo del mes el ingreso es gratuito.

……………………

SÍGUEME EN LAS REDES

Facebook: www.facebook.com/ChecklistViajero

Instagram: www.instagram.com/checklistviajero