IMG_1137

Salimos del albergue antes del amanecer. Tomamos la vía que conecta Oxapampa con Pozuzo, hacia el norte, para visitar el Parque Nacional Yanachaga Chemillén. El camino sinuoso va por el río Huancabamba y lo transitamos con calma porque es peligroso. Los deslizamientos se producen en cualquier época del año pero con mayor frecuencia entre enero y marzo.

Cita verde

Humberto Cristóbal Espinoza, encargado del área de turismo del Parque Nacional Yanachaga Chemillén, nos da la bienvenida y explica que en este refugio de vida se puede ver un 25% del total de flores del Perú. “En las 122.000 hectáreas protegidas crecen 500 especies de orquídeas”, precisa.

Además, es el hogar del gallito de las rocas. Sí, el ave emblemática peruana se puede avistar al amanecer, muy cerca a la zona de campamentos. Pero no es la única. Según Sernanp, se han registrado alrededor de 527 especies de aves.

Foto: Anderson Chaccha.

Foto: Anderson Chaccha.

Con mucha suerte alcanzamos a ver un ejemplar entre los árboles, la neblina y la lluvia. Y enfatizo en la suerte porque estamos fuera del horario donde se dan los avistamientos. Pero la naturaleza es así, impredecible.

Espinoza asegura haber visto tucanetas, quetzales, águilas arpías. Además de osos de anteojos y osos hormigueros: “La alta diversidad de flora y fauna se debe al margen de altitud de esta área, que va desde los 460 m.s.n.m. a los 3.800 metros”.

Se puede hacer la excursión con Camilo Tours o por cuenta propia. Llega en los autos que salen de la Plaza de Armas de Oxapampa. Cobran S/25 por pasajero. El ingreso al Parque cuesta S/10 por adulto y S/3 por niño. Para acampar por tres días, los adultos pagan S/20 y los niños, S/6.

Chapuzón en aguas cristalinas

Después de caminar bajo la lluvia entre montañas boscosas y pendientes pronunciadas, volvimos a la camioneta para continuar hacia Pozuzo. Un lugar que parece sacado de un cuento. No solo por su arquitectura tirolesa y la paz que se respira, sino por la amabilidad de su gente que se detiene a saludarte, aún sin conocerte.

_DSC7563

Pero la maravilla no termina allí. Camilo Cap Devila, de la agencia de turismo Camilo Tours, nos condujo a un pequeño manantial de aguas saladas y algo turquesas que pocos conocen. Desde la pista, se camina unos 15 minutos y se cruzan un par de puentes de madera para llegar.

En este lugar todavía no se cobra ingreso. Por ende, no existen servicios ni comodidades. Te sugiero llevar el traje de baño puesto ya que no hay baños. Procura usar zapatos para el agua y volver al alojamiento con todo lo que arribaste, incluidos los desperdicios.

Compartiendo con su gente

El almuerzo en El Típico Pozucino fusiona recetas austro-alemanas e historias de colonos a cargo de Andrés Egg, su propietario.

Durante la sobremesa, nos cuenta que su tatarabuelo llegó al Perú en 1857 junto a otros austriacos y alemanes traídos por el gobierno de Ramón Castilla, para habitar la inexplorada selva peruana: “Luego de desembarcar en el Callao y de pasar una cuarentena en San Lorenzo, emprendió el viaje a estas tierras. Dos años más tarde ingresó a Pozuzo“.

IMG_1161

Aunque provoca seguir conversando con Andrés, el tiempo apremia. El siguiente punto en el itinerario es el museo Schafferer, que funciona en una casona antiquísima, que resguarda el legado colono. El recorrido ayuda a entender las razones de esta inmigración europea. A conocer sus historias, lo que dejaron y lo que aportaron a esta tierra.

De regreso a Oxapampa, nos instalamos en las cabañas del hospedaje Carolina Egg, catalogado como uno de los mejores de la zona y también, famoso por su desayuno típico que incluye salchicha artesanal, pastel de plátano y otras delicias preparadas por su propietaria. Otra descendiente europea con la que desayunamos a la mañana siguiente y que hace que sus huéspedes se sientan como en casa.

……………………

¿Cómo llegar?

Si viajas en auto propio, toma la carretera Central hasta Ticlio, el punto más alto de la ruta, a 4.896 metros de altitud. De ahí debes cruzar Tarma, San Ramón y la Merced para llegar a Oxapampa.

Los buses tardan alrededor de nueve horas desde Lima. Las empresas Cruz del Sur, Móvil Tours y Lobato ofrecen esta ruta. Calcula desde S/ 40 por tramo.

……………………

¿Dónde dormir?

El hotel Carolina Egg Gasthaus cobra S/80 por persona y por noche. La tarifa incluye desayuno con productos típicos de la zona. Para el feriado de Semana Santa proponen un paquete de cuatro días, con algunas actividades, por S/ 585 por viajero.

Otro recomendable es Cabañas El Trapiche que cobra S/100 por persona y por noche. El precio incluye alojamiento y desayuno. En Semana Santa planean subir a S/150. Cuentan con cabañas hasta para nueve viajeros.

El hotel Heidinger está situado a siete cuadras de la Plaza de Armas. La habitación doble cuesta S/130, e incluye desayuno. En Semana Santa la tarifa se eleva a S/220.

……………………

¿Qué comer?

Intenta quedarte en lugares donde incluyan el desayuno para ahorrarte una comida. Para el almuerzo te sugiero La Casa de Baco, especialista en carnes donde el plato más caro cuesta S/27. También se come rico en El Trapiche. Para la noche, pizzas desde S/10 en La Nonna (Jr. Grau 141).

……………………

 ¿Qué hacer?

Puedes recorrer la zona por tu cuenta o tomar una agencia. En el portal Y tú, ¿qué planes? encuentras paquetes a la Selva Central que recorren la provincia de Oxapampa. Desde S/220 por persona, en planes de tres días.

Camilo Tours lleva quince años organizando planes familiares, para amantes de la naturaleza y aventureros. En Semana Santa propone un plan de 4 días que incluye pasajes desde Lima, movilidad local, alojamiento, comidas, guía y entradas. Cuesta S/1.150 por viajero pero si llamas de parte de Checklist Viajero obtienes 10% de descuento. ¡No te pierdas esta oportunidad!

……………………

Para más datos viajeros sígueme en Facebook e Instagram. Nos vemos en la próxima parada.

 

** Imagen destacada: Anderson Chaccha.