En cuanto vi que la franquicia Dinner in The Sky había llegado al Perú, quise vivir esa experiencia extrema: comer con los pies suspendidos en el aire, a más de 45 metros de altura, no es algo que uno hace todos los días. Así que ni bien recibí la invitación acepté de inmediato.

IMG_3299

Tras un viaje de 30 minutos, desde Miraflores, llego a los Altos de Mamacona. El lugar donde ha sido instalada una enorme grúa que se encarga de elevar la plataforma Dinner in The Sky, que está equipada con una mesa y 22 asientos rotatorios que parecen de avión. O de montaña rusa.

Me ubico en una de las esquinas, el sitio estratégico para las fotos. El personal de seguridad me coloca un arnés de cuatro puntos que me mantiene unida a la silla  durante toda la travesía. ¿Alguna sugerencia? Ve al baño antes, porque estarás 45 minutos en el aire, y por nada del mundo retires las correas de seguridad.

IMG_3329 (2)

Buen vuelo

Arnés abrochado y emoción a flor de piel. “Por suerte no le temo a las alturas”, pienso mientras veo que la comensal del costado permanece inmóvil. Ella prefiere no girar el asiento ni mirar hacia abajo para evitar el vértigo, pero conforme alcanzamos altura va ganando confianza.

Mis pies dejan el suelo. El viento me despeina. La panorámica se amplía, las personas se ven cada vez más pequeñas y los enormes trailers que transitan por la Panamericana Sur parecen carritos de juguete. La grúa que puede alzar hasta 130 toneladas ha subido unas 7, que es lo que pesa la mesa con todo y comensales.

En menos de cinco minutos estoy en el cielo. Desde lo alto, veo el Santuario Histórico de Pachacámac, caballos de paso y la playa. Imagino que es así como se ven las cosas desde un dron, pero hoy no lo necesito. Tampoco requiero alas. La franquicia belga ha cumplido con lo prometido: me ha puesto a comer en las nubes, a 45 metros del suelo.

Con una bebida fría arranca el desayuno. “No bebas mucho porque no hay baño hasta el regreso a tierra”, resuena en mi mente. Siguiente paso: disfrutar de las increíbles vistas y degustar un clásico pan con chicharrón que me confirma que estoy en la gloria.

Mira el video de mi experiencia, suscríbete a mi canal y sígueme en redes para compartir más datos viajeros:

Facebook: www.facebook.com/ChecklistViajero

Instagram: www.instagram.com/checklistviajero

Youtube: www.youtube.com/c/ChecklistViajero

¿Cómo llegar?

Recuerda que esta es una de las 70 mesas extremas que hay en el mundo y la segunda en Sudamérica, (la primera está en Brasil).

Si quieres vivir esta experiencia, reserva en la web de Dinner in The Sky Perú. Funciona de miércoles a domingo. A las 10 a.m. sirven el brunch. El almuerzo lo brindan en dos horarios: a la 1 p.m. y a las 3 p.m. A las 6 p.m. es la cena, con sunset incluido. El precio es de US$140 por persona e incluye seguro. ¿No tienes auto? El Mirabus cobra US$20 por ida y vuelta.

Cuarenta y cinco minutos después pongo los pies en la tierra y mientras me retiran las correas de seguridad, no dejo de pensar sobre cuándo he de volver a una comilona de esas que te llevan a las puertas del cielo.