Este año por fin viajé a Puno para celebrar la Fiesta de la Candelaria, que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 2014 y que en esta edición atrajo a 100.000 viajeros de diferentes partes del mundo.

2

Aunque en España, de donde heredamos la tradición, la fiesta tiene como fecha central el 2 de febrero, en Puno se celebra desde el primero. Con una misa de alba que antecede a la eucaristía central, un par de procesiones, pasacalles y dos concursos de danza que se realizan a lo largo del mes.

Talento, fe y tradición

El concurso de trajes autóctonos que congregó a zampoñistas, conjuntos de carnaval y a los famosos sicuris, músicos oriundos que tocan instrumentos de viento, fue el fin de semana anterior a mi viaje. Como no podía estar los 13 días que duró la Fiesta de la Candelaria este año, decidí arribar para el concurso de danzas con trajes de luces.

Al amanecer del domingo, fui al encuentro de Vanessa Cruces y Andrea Chipana, dos limeñas que me permitieron ver todo el proceso que siguen los grupos para presentarse en el estadio Enrique Torres Belón de Puno, donde puneños, limeños, arequipeños y extranjeros compitieron al son de la morenada, la diablada y los caporales.

Ocho minutos duró su presentación. Pero para llegar a este escenario, las 80 agrupaciones no solo madrugaron sino que tuvieron que ensayar largos meses y costear trajes que valen unos.S/1,500, con todo y accesorios. Eso, sin contar los kilómetros de viaje desde casa y el esfuerzo invertido en esta ciudad de altura.

Luego vino un pasacalle que nos condujo al templo de San Juan, el santuario de La Candelaria, donde los fieles la veneran con flores y rezos.

3

Lunes y martes fue la parada de veneración, que se tuvo que dividir en dos días debido a la cantidad abrumadora de competidores que antes desfilaban hasta el amanecer. Cada día comenzó a las 7 y terminó doce horas después. Con lluvia y con sol, los danzantes y bandas recorrieron dos kilómetros de calles puneñas que se convirtieron en un verdadero jolgorio.

Mira mi nuevo video con lo que acabo de vivir en Puno, durante la Fiesta de la Candelaria. Suscríbete al canal y sígueme en las redes para compartir más datos de viaje:

Facebook: www.facebook.com/ChecklistViajero

Instagram: www.instagram.com/checklistviajero

Youtube: www.youtube.com/c/ChecklistViajero

¿Cómo llegar?

Lo primero es armar tu viaje con anticipación. En julio o agosto consigues buenos precios de pasajes aéreos a Juliaca. Desde allí, hay colectivos que por S/3,50 te llevan a Puno.

Otra opción, para los que se animan después, es volar a Cusco o Arequipa y de ahí viajar seis horas y media por tierra. Cruz del Sur ofrece los servicios Crucero Evolution y Crucero Plus en ambos destinos. El precio va desde S/65, comprando a último minuto.

¿Dónde dormir?

Muchos eligen el Centro para pasar la noche y eso me parece oportuno, sobre todo si bailas, pero si quieres alejarte un poco de los festejos -que no cesan hasta la madrugada- puedes alojarte en las zonas aledañas.

He pasado mi estancia en el Hotel Libertador Lago Titicaca, a unos 10 minutos de la Plaza en taxi. Sus instalaciones son un lujo y puedes desconectarte por las noches, amanecer con vistas de ensueño y probar comida peruana buenísima. Ojo: para estas fechas ofrece precios de promoción para nacionales.

IMG_4306 2

 ¿Qué usar?

Por último, considera mucho abrigo y ropa impermeable. Febrero es época de lluvias y puede caer granizo. Ir preparado es clave porque nada para la diversión de esta fiesta tradicional y emblemática de Puno.

 ¿Cuánto se gasta?

El ingreso al estadio para ver el concurso de autóctonos estuvo entre S/30 y S/80 este año, mientras que el de trajes de luces costó desde S/50 a S/100. Vivirlo en la calle salió gratis o entre S/7 y S/10 para quienes lo vieron desde un asiento en los alrededores de la iglesia de San Juan.

Los días de la parada, se alquilaron lugares en las graderías ubicadas en la Costanera por entre S/10 a S/15. En los dos kilómetros de recorrido por donde pasaron las comparsas, se rentaron sillas a precios similares. También se pudo curiosear sin pagar un sol, pero eso exigió no quedarse en un solo lugar.

En general, los taxis cobraron S/4, pero por los pasacalles muchas avenidas cerraron y eso subió los precios de la movilidad. Calcula estos gastos promedio, el próximo año pueden subir un poco.

Si tienes más datos que agregar a esta lista, compártelos en los comentarios al final del texto para ayudar a que más viajeros se sumen a la Fiesta de la Candelaria.