El aniversario de las investigaciones de Áspero fue la mejor excusa para reencontrarme con esta ciudad pesquera que formó parte de la civilización Caral, la primera del Perú y América. Un sitio arqueológico ubicado en Supe Puerto, que ocupa 18,8 hectáreas y en el que se ha recuperado una veintena de edificaciones.

Foto: Zona Arqueológica Caral

Foto: Zona Arqueológica Caral

Catorce años después

Como parte de las celebraciones, recorrimos sus construcciones piramidales y plazas circulares en compañía de Ruth Shady, la arqueóloga y directora de la Zona Arqueológica Caral, que lidera las investigaciones en este lugar desde hace 14 años.

“Cuando empezamos a trabajar en Caral vimos que había mucha anchoveta. Entonces nos preguntamos de dónde venía y llegamos al Áspero a través de la bibliografía. Nos dio mucha pena encontrarlo como un botadero (…) A lo largo de los años, hemos sacado 8.000 toneladas de basura”, explica Shady.

Foto: Zona Arqueológica de Caral

Foto: Zona Arqueológica de Caral

Con las investigaciones, comprendieron la relación que hubo entre las poblaciones de las tres regiones: “Los pescadores de Áspero intercambiaban pescado, principalmente la anchoveta, por pallares, achira y frijoles con los agricultores del valle. Pero lo más significativo fue el intercambio del algodón, que permitió que confeccionaran sus redes de pesca y así, dejaran de extraer el recurso de forma de individual”.

El trabajo arduo y paciente del equipo liderado por Shady reveló que Áspero fue un eje entre la costa, la sierra y la selva peruanas: “Hemos encontrado evidencias de la oca que viene de la sierra, plumas de guacamayo y caracoles de la selva así como ojos de Dios, un adorno que actualmente usan los shipibo-conibos y que representa la posición social dentro del grupo étnico”.

La dama de Caral

En el Centro de Interpretación de Áspero, donde comienza el circuito, llaman la atención los fragmentos de las redes de pescar, una enorme maqueta del complejo y la representación de la Dama de los Cuatro Tupus. Uno de los hallazgos más importantes del mundo, según el Instituto Arqueológico de América, que confirma la posición importante que ocupa la mujer en esta civilización.

Aspero Caral 2

Junto a la Dama de los Cuatro Tupus se hallaron un prendedor con la forma de un mono aullador, que demuestra la interacción con la Amazonía, y un dije de spondylus, que prueba la relación que hubo con el Ecuador.

Para Shady, otro factor a valorar es la convivencia pacífica en la que se desarrollaron estas poblaciones: “A pesar de las diferentes culturas, ideologías e idiomas, hace 5.000 años hubo un intercambio, con respeto y reciprocidad, del que se beneficiaron todos”.

Conocer la historia del hombre más antiguo de América es fascinante e imprescindible para todo peruano (y extranjero). Aprovecha cualquier fin de semana para ir y recuerda que el primer domingo del mes, Áspero ofrece ingreso libre para los peruanos (presentando el DNI y pagando S/1 por persona para el guiado).

¿Cómo llegar a Áspero?

Áspero se ubica en Puerto Supe, (Barranca). Toma la Panamericana Norte hasta el desvío del kilómetro 191 y sigue la señalización. La Zona Arqueológica de Caral ofrece un programa de un día, desde Lima, que te lleva a la ciudad sagrada de Caral y a Áspero (S/150). El plan incluye movilidad, guía, entradas y almuerzo. Más información este link.

Para ingresar, los adultos pagan S/11, los escolares, S/1 y los docentes y estudiantes de institutos o universidades, S/4. En la puerta de Áspero encuentras guías locales que cobran S/20 por grupos de hasta 20 personas. Su compañía es obligatoria.

Aspero Artesanía

Cierra la visita comprando un souvenir hecho por manos artesanas, como las de Elizabeth Antón, que utiliza escamas, huesos de pelícanos y caracoles en piezas decorativas y adornos. En los 25 años que lleva desarrollando este arte, ha aprendido a transformar la piel de la liza y el perico en cuero. Además, elabora los famosos cuchimilcos de la cultura Chancay.

No te vayas sin probar lo mejor de la cocina norteña en el restaurante Charito’s, que funciona hace más de 20 años en Supe (Av. Francisco Vidal 554). El tamal y la salchicha en versión supana, así como el arroz con pato integran la carta de este lugar de familia. Para más datos viajeros sígueme en las redes:

Facebook: www.facebook.com/ChecklistViajero

Instagram: www.instagram.com/checklistviajero

Youtube: www.youtube.com/c/ChecklistViajero

** Imagen destacada: Zona Arqueológica de Caral