En nuestro último viaje a Cusco nos escapamos al Tambo del Inka, a Luxury Collection Resort & Spa, un hospedaje situado en el Valle Sagrado y que destaca como uno de los hoteles más ecológicos del mundo en el ranking de Green Matters, portal estadounidense dedicado a temas de sostenibilidad.

Tambo del Inka abre

Esta enorme villa rodeada de montañas y con vista al río, cuenta con una planta de tratamiento de agua para riego, sistemas de control de iluminación y climatización. Además promueve el reciclaje, la reutilización de toallas y el uso de la bicicleta, tanto para sus huéspedes como para su personal. Iniciativas de turismo responsable que merecen replicarse.

Aunque no es el único en el Perú, lo queríamos conocer porque se trata de uno de los 25 hoteles de lujo más populares de Sudamérica, según TripAdvisor. Y mientras visitamos otras propuestas similares para presentarlas por aquí, te presentamos más buenas razones por las que debes vivir esta experiencia en el Valle Sagrado de Cusco.

1. La foto para el Instagram

Su piscina es la fascinación de todo aspirante a influencer. De una parte techada y con enormes vidrios, que ofrecen una vista espectacular a los jardines del hotel. Del otro lado, el sector al aire libre, rodeado de bosque natural y en el que puedes aprovechar para tomar algo de sol. Recuerda que el Valle Sagrado tiene una altitud menor a la de la ciudad de Cusco, está a 2.600 m.s.n.m. y por ende, un clima mucho más cálido.

Tambo del Inka piscina

En los días que estuvimos por allá, alcanzamos los 21 grados al mediodía. Así que sirvió muchísimo para refrescarnos, aunque como la piscina es temperada puedes usarla hasta de noche. En sus tarifas incluyen el acceso a esta zona y también al área de relajación, con sauna, jacuzzi y gimnasio.

2. Del huerto a la mesa

El Tambo del Inka, a Luxury Collection resort & Spa posee un huerto. Por eso, el 90% de los vegetales que sirven en sus recetas son orgánicos. Puedes probar estos productos y otros sabores oriundos en el desayuno bufette, que tiene una estación dedicada exclusivamente a Cusco.

Se sirve en el restaurante, pero si quieres quedare unos minutitos más en la cama, puedes pedirlo a la habitación pagando S/25 adicionales.


También puedes tomar la actividad denominada ‘Del huerto a la mesa’, que te invita a recolectar productos orgánicos sembrados en el hotel, conocer sobre las especies oriundas que crecen en el Valle Sagrado y preparar alguna receta con la guía de un chef. Tómala en cuenta, tiene un costo de S/280 por persona.

3. Estación de tren

Quipus, máscaras y otros objetos hechos por manos artesanas cusqueñas decoran la recepción del Tambo del Inka, el punto de encuentro de los viajeros que van hacia Machu Picchu. Que en solo cinco minutos de caminata están en la estación de tren que funciona al interior, para iniciar el viaje hacia nuestra maravilla.

Si planeas partir a la ciudad inca desde este lugar, debes contratar los servicios de la empresa Perú Rail:  Vistadome (parte a las 6:50 a.m.) y Sacred Valley (sale a las 10:30 a.m.).

IMG_5536

Cusco es un destino que no tiene pierde. El Valle Sagrado, el lugar indicado para desconectar y el Tambo del Inka, uno de los hoteles que te regala estadías cinco estrellas y sin dañar el planeta. Aprovecha que estamos comenzando setiembre, un mes con buen clima, cero multitudes y mejores precios. ¡Viaja!

Sígueme en redes y suscríbete al canal para compartir más datos viajeros:

Facebook: www.facebook.com/ChecklistViajero

Instagram: www.instagram.com/checklistviajero

Youtube: www.youtube.com/c/ChecklistViajero

***

Imagen destacada: Tambo del Inka, a Luxury Collection Resort & Spa