Esta vez les presentaré uno de los lugares más maravillosos del mundo, un rincón de ensueño aún poco conocido por el turismo de masas. Lalibela es quizás la ciudad más importante para los cristianos ortodoxos etíopes, cuya espiritualidad les inspiró a construir iglesias cavadas directamente en la roca de las montañas en los siglos XII y XIII.

Lo más impresionante de Lalibela, aparte de sus iglesias, es el hecho de que es un centro espiritual viviente y no solo un centro turístico. En función de la hora del día en la que se vaya se puede presenciar peregrinos ataviados en mantas tradicionales rezando en las iglesias, o elaboradas ceremonias que reflejan una forma de cristianismo quizás más cercana a sus raíces de Medio Oriente que el que conocemos en América Latina.

9356_Lalibela

Lalibela está situada sobre una meseta a 2.600 msnm. Hasta la construcción en 1997 del pequeño aeropuerto en un valle 700 metros más abajo, la ciudad era accesible solamente por tierra a través de una pista rudimentaria. Las dos veces que he ido he llegado por tierra desde el pueblo de Woldya siguiendo una ruta sinuosa entre las montañas para luego bajar hasta el fondo del valle y posteriormente subir de nuevo.

9102_Road_to_Lalibela

9312_Around_Nakuta_Laab_farmerlady

Lo primero que me marcó al llegar fueron las casas de piedras redondas, que me recordaron al pueblo de los pitufos. La mayor parte de los habitantes van vestidos con mantas, túnicas y turbantes, lo que me genera la impresión de estar en un nacimiento gigante. Esta sensación crece más al ver que varios de los lugares en la ciudad tienen nombres bíblicos como el río Jordán o la iglesia de Gólgota.

9564_Lalibela

En Lalibela hay iglesias cavadas directamente en la roca y divididas en cuatro grupos. Pero también en las afueras hay varias iglesias y monasterios situados en cuevas.

9306_Lalibela

Varias Iglesias han sido cubiertas por horribles estructuras metálicas para protegerlas de la lluvia y la erosión.

9255_Lalibela

En los corredores y nichos de las iglesias se pueden observar a sacerdotes y monjes rezando y meditando

9077_lalibela_betmaryam_yellow

9054_Lalibela_two_wise_men

El interior de las iglesias es sencillo y el suelo de piedra está cubierto de alfombras. Algunos muros están adornados por pinturas con motivos religiosos. Es mejor ir con medias largas, ya que suele haber pulgas en las alfombras.

9399_Lalibela

9217_Lalibela

El padre Gabriel nos hizo señas de que lo siguiéramos y nos mostró la pequeña celda en la que vive y reza. No entendimos mucho de lo que nos decía ya que no hablaba ningún idioma que conociéramos, pero a pesar de eso pudimos apreciar su sentido de hospitalidad y su bondad.

9248_Lalibela

9237_Lalibela

Peregrinos y mendigos caminan o descansan entre las iglesias y las rocas.

9123_lalibela_church

9243_Lalibela_white_on_green

La iglesia de San Jorge es la más impresionante. Ha sido excavada directamente en la montaña en forma de cruz y hace falta descender al interior de la montaña para entrar en ella.

9196_lalibela_stgeorge

9596_Lalibela

9512_Lalibela

Lo más impresionante de Lalibela es el hecho de ser un centro espiritual vivo al que acuden diariamente cientos y hasta miles de peregrinos.

9341_Lalibela

9342_Lalibela

Con suerte una visita puede coincidir con una festividad a la cual acuden cientos de personas al mismo tiempo, las que son presididas por un sacerdote y donde se realizan cánticos en coro. Las mejores celebraciones son la Navidad y el Timkat o fiesta de Epifanía, ambas celebradas en enero. Tuve la suerte de levantarme muy temprano y descubrir una celebración por el Día de María antes de que lleguen los pequeños grupos de turistas.

9323_Lalibela

9432_Lalibela

9422_Lalibela

9436_Lalibela

9379_Lalibela

Poco a poco Lalibela se integra más a la modernidad. Espero que esta modernidad no termine destruyendo el ambiente único de este mágico lugar.