¡Pero si era José Carlos Fernández el del golazo y no Zlatan Ibrahimovic! Tienen el porte, la cara y, obvio, evidentes y abismales diferencias. El grone grita los goles como nunca sabrá hacerlo el multimillonario y espectacular sueco, por ejemplo. Esta vez el blanquiazul se tuvo la fe necesaria para regalar un derechazo que en la altura se convirtió en un flash de fotografía y su gol fue la total alegría del pueblo.Me subí al avión con fe (no tanta como la del Zlatan peruano), pero convencido de que Alianza no viene haciendo un campeonato malo y –a mi entender- es el equipo que mejores picos de rendimiento ha tenido en comparación con la ‘U’ y Aurich; mi confianza también pasaba por que el Cienciano de esta temporada caerá mucho más de lo que ayer se vio. Ese 5-5 con Cristal puso en evidencia que no marcan ni atajan.

No es mezquindad con el equipo, al contrario; hay que aplaudir que los jugadores se hayan sobrepuesto –principalmente- a sus propios temores en la altura. Hoy Quinteros corrió y marcó más que en toda su carrera y ese sacrificio fue el contagio de los huevos que puso Aparicio, incluso para hacer un gol, y del orden con que esta vez se interpretó el sistema de Costas.

O sea, lo que hoy quitó Juan Jayo al medio y lo que mordió De la Haza, sería garantía de triunfo siempre. Nuestros problemas solo se dan cuando la cuota de voluntad decae y la desconcentración se instala en los últimos minutos de los partidos; ya sabemos en qué jugadas: las pelotas paradas.

Alianza pudo ganar hoy por mayor cantidad de goles ¿están de acuerdo? Alianza en Chiclayo, Chimbote y ahora en el Cusco ofreció los mejores partidos del torneo ¿no lo creen? Entonces, no se goza de la punta simplemente porque en los propios jugadores debe generarse un sentido de responsabilidad mayor, compromiso y solidaridad durante los partidos. Hoy fue la muestra más clara de que cuando son íntimos de verdad, resultan imparables.

¿George o Salomón?
Tres atajadas de Forsyth fueron vitales. Me quedo con el penal que le tapó a Cavallo porque lo atenazó sin dar posibilidad de réplica. Esta semana se intentó generar una crisis entre el titular y el suplente y el represente de Libman dijo –según el diario Depor- que George es titular solo porque su padre es demasiado influyente en el club.
No me la juego por esa aseveración tan fácil. Para mí George y Salomón están al mismo nivel. Ni más ni menos. George y su espectacular nivel le dio al Alianza el título del Apertura del 2006 con Pelusso y Salomón se fajó como un león el año pasado hasta salvar al equipo del descenso. El agradecimiento tiene que ser igual para ambos. A ustedes se las dejó picando en el punto de penal: ¿para que Alianza sea campeón debe atajar Forsyth o Libman?