Es una nueva historia la que se inicia el domingo en Matute. El equipo que quisiera ver en acción no difiere mucho de lo que propondrá Gustavo Costas, lo que sí quisiera ver es otra actitud y entrega; compromiso y sacrificio. Es la única manera de pelear por el campeonato y separar lo deportivo de la frustración que produce la crisis institucional del club.
A propósito de esto último, me llegó una carta notarial firmada por el Gerente General del club, Jorge Villarreal, y el abogado Jorge Carlos Castro Muñoz exigiendo que me rectifique por haber manifestado en el post anterior que el club estuvo siendo ofrecido a un grupo español por Guillermo Alarcón y que en esto habría estado participando un ex presidente.
Piden que presente las pruebas de tal aseveración –que consideran falsas y que “dañan la buena reputación del presidente del club”- y en efecto, este periodista no logró conseguir las pruebas de tal acción de Alarcón; el comentario estuvo basado en informaciones que me hicieron llegar fuentes del club que como periodista me guardo la reserva de hacer públicas, fuentes que en reiteradas ocasiones (y en anteriores gestiones, no solo en la actual) suelen conocer la interna institucional y en las que sigo confiando plenamente para el futuro.
Pero las pruebas legales que desean las personas que envían la carta no las tengo. Si desean fotos, firmas, grabaciones, etc, no las hay y en ese sentido este blog tiene que rectificarse por la publicación anterior. Si es que la negociación ocurrió -y siguen ocurriendo otras como afirman más medios de comunicación escritos y radiales-, tal parece que quedará en la conciencia de la directiva, que manifiesta que una asociación civil sin fines de lucro no se puede vender y que las decisiones sobre transferencias de activos del club las deciden los socios. Solamente me sigue quedando la curiosidad del por qué el señor Alarcón mencionó que yo he afirmado él estaba negociando con Telefónica si yo nunca mencioné ninguna empresa en particular.
Hecha la rectificación que solicitaron vía carta notarial paso a comentar el inicio de la Copa Movistar en la que Alianza tiene la obligación de ser campeón. Por todo.

Mi equipo tendría que ser el siguiente:

Salomón Libman: Por el trabajo continuo y la regularidad. Por la esperanza de que no haya alcanzado un techo profesional y que aspire a mejorar sus condiciones.

Diego Donayre: Considero que el joven de la Sub 20 merece una oportunidad al no estar en peores condiciones que Amilton Prado.

Leandro Fleitas: Me parece importante su fuerza. Ya pasó la Copa Libertadores donde no tuvo mejor respuesta, pero en el torneo local se pasea.

Christian Ramos: Aunque sigo en total desacuerdo con lo que se le paga –culpo a la directiva, no al jugador- es verdad que tiene que justificar el contratazo. Condiciones tiene, solo debe pensar que Alianza es otro nivel de responsabilidad.

Édgar Villamarín: De acuerdo con lo que se aprecia en el plantel, no hay otro mejor que él para ese puesto. Rezo todos los días para que aprenda a trepar y centrar.

Édgar González: Se sabe lo que puede rendir. Le pido que se concentre en recuperar su mejor nivel y en irradiar su profesionalismo a otros elementos del equipo.

Jean Tragodara: Ahora prefiero al Tragodara de la selección que al de Alianza. Con la blanquirroja sabe que tiene que pelear por un puesto y destaca, con la blanquiazul se siente fijo y así no es.

André Carrillo: Su carrera debería ser ascendente y tiene velocidad para ir por los costados con habilidad. Si no aprende a marcar y a dar una cuota importante de sacrificio, dejará de costar los millones que se dicen de él.

Cristofer Soto: Cuando se saque de la cabeza la idea de ser juvenil, será más valioso. Que crea en su fuerza y potencia y no tanto en sus limitaciones.

Hernán Peirone: Pienso lo mismo que con Ramos. Que justifique la inversión aunque esta primera fecha no la jugaría por una lesión. En su lugar iría el colombiano Leo Castro, a quien le noto una dosis superior de entrega, ojalá no me equivoque.

¿Qué equipo crees que debería iniciar el campeonato ante Unión Comercio?