No escribí nada en este blog después de la goleada contra San Martín – aunque en la versión impresa de El Comercio sí- porque hubiese tenido que digerir en sus comentarios varios calificativos hacia Costas, los jugadores o Alarcón, incluso, hacia mí mismo. Justificaría la intolerancia, pero no la compartiría (aunque comprendo perfectamente el derecho que tienen ustedes a expresarse). Y es que fue terrible ese 4-0 que desgarró el corazón y puso al equipo al borde del colapso porque se exigió la salida del técnico y la expulsión de los refuerzos.Hoy después de los triunfos ante León de Huánuco y Sport Huancayo el tema no tendría que ser diametralmente opuesto: ni contra San Martín los grones eran poco hombres, inservibles y execrables ni ahora hay que nacionalizar a Leonardo Castro y pedirle a Markarián que lo convoque después de su extraordinario rendimiento en la altura. No seamos extremistas. Para ciertos momentos hay que tener cabeza fría para analizar y mi posición es que nunca hubiese sido correcto defenestrar a Costas, más pensando en lo que vendría en el futuro y en la incapacidad del presidente por escoger a los profesionales idóneos para los cargos porque su prioridad siempre será lo ‘económico’ antes que lo deportivo. Entonces ¿cuál sería la garantía de que un nuevo entrenador llegue y ponga a caminar al equipo si es que no conoce a los jugadores, sus perfiles y mucho menos el medio peruano?
¿Alianza está para campeón? ¡Sí! Y eso no es vender humo porque estar a un punto del líder (Cienciano con un plantel más corto y discreto y a la vez más propenso de caerse a lo largo del campeonato) da para concluir en que Alianza puede llegar a la meta si es que consigue una regularidad por encima del resto, algo que no es complicado porque vemos lo que les cuesta a los rivales directos como Universitario, Cristal o el propio Aurich alcanzar rendimientos sostenidos.
Pero obvio, esto es un fútbol y la pelota es a veces caprichosa. Parece que Alianza juega mejor de visita que de local porque encuentra los espacios y rivales que quieren jugar de igual a igual. Eso se vio en Huancayo y los grones lo aprovecharon a medias a pesar del triunfo, porque también es verdad que Salomón Libman atajó hasta tres goles cantados.
Lo de San Martín fueron 30 minutos que no deberían ocurrir nunca más. El 4-0 podría derivar que el equipo santo fue absoluto dominador de ese partido y sometió al Alianza de principio a fin. Y no fue así. Y los que vieron las acciones lo saben y ahora, varios días después y con cabeza fría, recordarán el primer gol de Ronald Quinteros (casi como un rebote), la posterior expulsión de Libman (justificada) y la desarticulación que todo eso generó en el equipo y que derivó en el 4-0 a partir del minuto 60.
El campeonato será luchado y ningún equipo está para ganarlo de punta a punta, a todos les va a costar un sacrificio inmenso cada punto de la campaña. Y aquí paso a otro tema.

El avión presidencial
En Deporte Total se publicó la semana pasada una serie de documentos por los que Alarcón cobró a título personal 1.600.000 soles de Teleticket por la venta de boletos del clásico final que se jugó en Matute en el 2009. Aquí no digo que se robó esa plata, pero sí me pregunto si es que en realidad dio cuenta exacta a los socios y su consejo directivo sobre los montos reales de esa ganancia o los ‘paseó’. Pregunto.
He tenido acceso a algunos documentos más que se encuentran en evaluación antes de ser publicados y que demuestran una gestión –por ahora solo la puedo calificar así- desprolija y que dista de parecer la de un club grande que va camino a la modernidad. Alarcón no respondió los teléfonos para dar su versión a este periodista, pero en la página web oficial del club respondió que esto es solo una campaña de desprestigio en su contra y que las explicaciones solo se las dará a los socios aliancistas. Pues bien, aquí hago un llamado a esos señores para que al fin muestren interés real en Alianza y estén con los ojos bien abiertos por el dinero que llegará desde Portugal por el pase de André Carrillo.

¿Qué equipo creen ustedes que tiene más posibilidades que Alianza para campeonar? ¿Por qué?
¿Te parece que Costas se debió ir después de ser goleado por San Martín? ¿Ahora que piensas?

PD. Estoy también en Twitter en donde cuelgo noticias de Alianza y comentarios del fútbol. @elkinsot_DT

Los dos últimos triunfos de Alianza, después de ser goleados ante San Martín. Fuente CMD.