Una lapidaria de las últimas horas: “Si fuera por mí, Miguel Ángel Arrué se tiene que quedar hasta fin de año, ser campeón y entregarle la posta a José Soto”. César Pinatte, un directivo de suma confianza de Guillermo Alarcón –como varios otros lo fueron y ahora lo fustigan- se lo dice a este periodista con desparpajo, sin voluntad para tomar decisiones y, supongo yo, con el auricular tembloroso de que sus palabras lleguen a ser con el tiempo su propia tumba.Seguí con las preguntas: ¿Le pareció que Alianza jugó bien ante Cristal? “Pero hay que recordar que este Cristal no es el mismo de hace semanas. Es una mezcla ‘U’ y Cristal. Finalmente caímos en el juego de Reynoso, no tuvimos vértigo y empatamos. Lo bueno es que seguimos punteros”, apuntó.

Yo creo que hay más que eso. Alianza jugó un partido discreto ante un rival que mejoró su defensa con la ubicación de Vílchez y Revoredo como centrales, pero que en ataque es de pocas ideas. El equipo de Arrué no insinuó ningún argumento que no sea la pura apuesta por la individualidad.

Tampoco creo que entre Arrué y Costas no existan diferencias. El argentino no es un estratega a lo Markarián, pero sí logró que en muchos partidos el equipo juegue a velocidad, desdoble, incluso a nivel internacional. No me parece que Arrué pueda conseguir ni la mitad de eso.

A FAVOR DE ARRUÉ
Pero vamos a ser justos con el chileno y criticarlo con objetividad por la realidad que vive el club. A los jugadores todavía no les terminan de cancelar el mes de junio (tal vez eso suceda mañana lunes), hay un malestar pronunciado en cada rincón de Matute porque los trabajadores no reciben sus sueldos hace 4 meses, se sopló la explosión de Salomón Libman (aunque tuvo mucho que ver en ese escándalo por no aclarar a tiempo su decisión de ubicar a Forsyth) y lo que viene no pinta bien en lo institucional pues el rumor es que Alarcón no terminará su mandato por muchas razones. Y en conclusión, Arrué estaba enterado de todo esto y aún así aceptó el cargo casi como una irresponsabilidad porque sabiendo sus limitaciones como técnico por la edad y el desfase futbolístico que vive, creyó (¿cree?) que puede sostener el primer lugar y llegar al título.

LA VERDAD DE MONTAÑO
“¿Es cierto que Montaño no juega porque no le pagan?”, “¿se quiere ir al extranjero?”, leo en el Twitter. “¡Montaño está lesionado!”, desmiente Pinatte al teléfono. La verdad es que al colombiano le pasan ambas cosas. Cuentan que el jueves terminó de entrenar casi con normalidad por la tarde, se fue a casa y el viernes apareció en la mañana en el camerino y le dijo a Arrué que sentía una ‘sobrecarga muscular’ por lo que no se iba a cambiar para el entrenamiento. El profesor lo miró con duda y lo mandó al departamento médico.

Las resonancias magnéticas suelen tomar algunas horas para arrojar un resultado y ello lo dejó fuera del partido contra Cristal. Pero al ver las placas el médico quedó entre la espada y la pared: había una anormalidad muscular, pero cualquier otro jugador comprometido de verdad con los objetivos hubiese sido capaz de arriesgar lo mínimo. Montaño dijo que no y argumentó dolor, por lo que el doctor le recetó descanso y una terapia lógica para esos casos.

La reacción inicial de Arrué habría sido bajarle el pulgar el viernes en la mañana al notar una actitud desafiante, pero ahora la amargura se ha ido diluyendo.

Lo que no se puede confirmar es si Montaño quiere jugar en Alianza o no. Él no le dirige la palabra a ningún periodista y esos gestos alimentan las especulaciones porque no se puede conocer ‘su’ verdad. De que tiene ofrecimientos para ir a Qatar, los tiene. Sería entendible de que quiera provocar todo este alboroto para zafar entre gallos y medianoche, sin reestrenarse en Matute donde ya viene trabajando un par de meses sin ninguna presión y otra vez subiendo a un peso inadecuado para alta competencia, no como vino de Arabia Saudita, flaco. Y en la interna se sujeta de una deuda que le tiene la directiva para justificar todos estos disfuerzos.

Les dejo estos tres tópicos para sus comentarios, también en Twitter @elkinsot_DT

1. El feo empate ante Cristal

2. La permanencia de Arrué

3. Los disfuerzos de Montaño

¿Cuál es tu opinión?


[Inexistentes situaciones de riesgo para Erick Delgado. Alianza casi no se acercó. Fuente CMD]