Derrota en Arequipa. Muchos factores para analizar. El más saltante vuelve a ser el del arco y una vieja discusión: ¿Para las finales: Forsyth o Libman? Ahora George se mostró flojo en dos de los tres goles que le encajó Melgar. Hay una curva descendente en su producción que preocupa. Pero también lo de Salomón es una incertidumbre porque atajar en la Reserva de Alianza, a quien difícilmente la atacan, no es lo mismo que estar en el equipo principal. Hay una diferencia sideral. ¿Qué hacemos? ¿A quién ponemos? Eso como preguntas iniciales de este post.
A este play off se llega de un modo parecido al que se llegó en el 2006 ante Cienciano. El rival llegaba mejor y Alianza en declive. Apareció la jerarquía de algunos jugadores y el pueblo jugó su partido aparte en las tribunas y el campeonato fue posible. Hay una diferencia: el actual comando técnico tiene un techo que sabíamos de antemano y no llega a transmitir una personalidad fuerte que Gerardo Pelusso si imponía. ¿Qué tenemos para campeonar? Ahí les dejo otra pregunta para responder.

Hay otros temas que deseo que sepan.

Caso Pegaso
Llamadas perdidas en el celular. Nunca devuelvo las llamadas a menos que sea un familiar o amigo cercano, pero este informante lo ameritaba. “Elkin, Pocho Alarcón ya arregló con el Grupo Pegaso un convenio para hacerse cargo del gerenciamiento del club por 5 años. Se dice que meterán 20 millones de dólares y se harán de todo el manejo futbolístico, administrativo, de menores, marketing; es decir, como si fueran dueños del club. Maneja la información. Click.”. Eso hice. Empecé a indagar y me di con la sorpresa de que a muchos trabajadores del club –incluso al actual gerente deportivo- les ha llegado una carta para darles ‘vacaciones’ por un mes. Quienes conocen a Pocho saben que es parte de su estilo cuando va a despedir a alguien.

Caray, 20 millones de dólares no suena mal ¿no? No hasta que uno repara en la persona que los habría negociado: ¿Pocho Alarcón? ¡Pero si él afronta 3 procesos legales abiertos que son posibilidad de ir a cárcel! ¡Tal vez Pegaso u otra compañía pudo dar 30 millones! ¡O tal vez sí los dieron y nadie lo sabe!
Este periodista no asegura que el ingreso de Pegaso haya quebrado la ley, pero sí ha sido antiético. El actual presidente grone es cuestionado por un laudo arbitral que lo puede sacar de sus funciones en cualquier momento –por las buenas o por las malas- y por ello habría apurado la operación antes de perder el control. Los socios no han sido notificados oficialmente sobre esta decisión arbitraria. La sospecha es que apuesta a ganar el título para convocar a una asamblea –con todos felices y menos inquisidores- e informar este acuerdo con Pegaso. Y si se pierde el título siempre habrá maneras de desviar la atención, aplazar la asamblea y seguir con sus planes hasta mayo del año que viene, cuando se retire de Matute. Por todo esto no me parece correcto que él, a sola firma y sin ninguna supervisión, haya definido el destino de una institución centenaria que le pertenece no solo a sus socios, sino al Perú entero.
Alianza ingresará así a otra era en su historia. Pegaso le pertenece al magnate mexicano Alejandro Burillo Azcárraga, de la poderosa familia de los dueños de Televisa, pero que formó hace años con mucho éxito sus propios negocios que incluyen –en el rubro futbolístico- el club Atlante, y antes el Real Oviedo de España y la U. de Chile.

La falla técnica
Así se viene hablando de la contratación de un nuevo entrenador para el club en reemplazo de Miguel Ángel Arrué. La danza de nombres no se ha hecho esperar en los diarios deportivos y yo –que he trabajado en uno de esos medios por muchos años- les sugiero tomar con pinzas las informaciones que por ahora son especulaciones y necesidad de mis colegas por presentar noticias ante una lectoría voraz que pide carne sin importar la calidad.
Les comento que la posibilidad de Pepe Soto cada vez es más remota. Pero por otro lado ¿cómo negocia un técnico con un presidente que puede ser removido en unos cuántos días? El tema no es fácil, menos para contratar jugadores aunque haya interés por Giancarlo Carmona, Orlando Contreras y Edson Aubert.

PD. Me disculpo por no postear la semana pasada. Tenía una razón muy fuerte y extraordinaria: ¡Nació mi primer hijo! Me enfoqué por completo en mi familia. Hace un año perdí a mi viejo y ahora recibo esta bendición. Se llama Emiliano en honor al hombre que me formó. Mi segundo deseo (el primero se cumplió y llegó al mundo con salud y rodeado de amor) es que vea campeón al Alianza en el año de su nacimiento. Tendría la vida pagada, la verdad.

Gracias por estar pendientes del blog a pesar de todo. Un abrazo.