El saldo del viaje a España a jugar con Atlético de Madrid puede haber sido positivo en lo económico, pero, evidentemente, negativo en lo deportivo porque en ambos partidos se cosecharon derrotas que no suman al espíritu del equipo.
En Chiclayo Alianza formó de arranque a 6 jugadores Sub 20 y solo completó una lista de 16 jugadores. A pesar de ello y como descargo, los dirigidos por Aldo Cavero complicaron a Aurich, pero finalmente regresaron sin puntaje de ese viaje. Henry Quinteros, con lógica desazón y frustración, dijo que no se puede dar tantas ventajas con chicos que recién debutaban. Para el plantel de jugadores existió una mala organización de la administración temporal de Susana Cuba al ordenar que se formen dos equipos para cumplir en ambos compromisos.

Los refuerzos y los que se van

Mañana se abre el libro de pases en Perú, justo cuando en países como Argentina, Chile o Brasil se cierra hoy. Es como un mensaje subliminal así: los clubes peruanos están para recoger (o acoger) a los futbolistas que en dichos países dejan de contratar. Ni modo, parece ser la realidad.
Perú deja libre a Jonathan Charquero, quien culmina hoy su contrato y tuvo muchas oportunidades que no aprovechó, a cambio de contratar a Miguel Mostto y/o, eventualmente, a Martín Arazuaga.
Se encuentran, a la vez, en las últimas horas de negociación para que Jesús Rabanal se quede 6 meses más. Incluso, le han hecho llegar una nueva oferta a Joazinho Arroé, pero ello es más complicado. Y los pases de Willyam Mimbela (de Sport Huancayo) y Manuel Tejada (Sport Boys) están sujetos a que bajen sus costos y se liberen sin dificultades de sus clubes.
Pero hay otra realidad. La ADFP exigirá a partir de mañana a los clubes que deseen reforzarse y contratar nuevos jugadores, que presenten nuevas garantías para que sus presupuestos sean viables y sinceros. ¿De dónde quiere contratar Alianza si con las justas ha podido justificar los actuales sueldos de su plantel reduciendo salarios y echando jugadores?
Es un tema para el cual Susana Cuba deberá encontrar solución. Porque en este momento la ADFP no le permitiría presentar la inscripción de ningún jugador nuevo por este tema. Salvo que aparezcan los socios del G5 y avalen con su patrimonio personal, pero eso es algo fuera de lo normal y que no debería pasar.

El caso Bazán

El jugador Coco Bazán presentó una carta a la Agremiación y al Alianza en la que hace eco de una supuesta ‘hostilidad laboral’. Es que el club se encuentra pagándole al día sus mensualidades, pero no se hace cargo una jugosa prima que acordó a inicios de año con Pocho Alarcón. Podría ocurrir que esté marcando el terreno para exigir a la FPF su liberación y marcharse sin dejar un sol al club. Y posiblemente anclar en la San Martín.
Pude enterarme que un jugador referente del equipo sentó a Bazán en el camerín y le dijo: “si tú te vas sin dejarle un sol al club, tus compañeros no van a cobrar”. Bazán se siente intimidado en este momento, aunque alentado por su empresario, el español Borja Gonzales, para seguir presionando.
Ahora viene el partido contra Cristal que tendrá una doble connotación: ganarle al puntero y a un rival histórico cuando se atraviesa la crisis más grande de la historia. Serviría, además, para motivarse y luchar por alejarse de la zona de descenso (que se incrementa en peligro si Cobresol llega a descender) y mejorar el clima que se vive en el club. Es un momento difícil para Alianza y, como siempre, necesita de su hinchada que sirva de respaldo a este equipo joven.