Hola Descentralizado 2013.

Lo del último martes en Matute fue pecado de gula. Ritmo, color y sabor como le gusta al pueblo blanquiazul. Y goles, golazos. La presentación grone da para pensar en un buen inicio de campeonato y si eso se concreta, después se podrá soñar con pelear el campeonato, no antes. Primero hay que dar el buen paso del debut y lo demás tendrá que decantar semana a semana. Yo lo veo así.La camiseta: De modo muy personal, tiene mi aprobación, me agrada volver a la esencia, al estilo de ‘Manguera’ Villanueva y José María Lavalle. Una camiseta centenaria y que puede trasladar ese espíritu a los nuevos ‘Potrillos’ como Gino Guerrero, Sergio Peña, Yordy Reyna, entre otros.
Esto ha sido una motivación también para que el martes en Matute la pelota ruede al compás de los grones. Cada aparición en la oscuridad para que el público de su aliento a los jugadores ha quedado instalado en sus mentes de que no es posible defraudar en este 2013. Y lo dijo Henry Quinteros al estar frente al micrófono: “el año pasado cuando estuvimos mal, ustedes demostraron ser fieles y leales. Ahora nosotros vamos a iniciar una nueva historia”. Ojalá por Dios.

Conclusiones futbolísticas son pocas las que se pueden sacar de esta presentación ante el discreto rival boliviano. Pero eso sí, si el rival es malo y no puedes ser contundente, entonces preocúpate. Pero si el rival es modesto y le encajas 6 goles, entonces vete a dormir tranquilo, sin soberbia, pero convencido de que tienes armas para hacer una buena temporada.

Hay un nombre que quedó en la retina por el gran futuro que se le augura: Sergio Peña. El chico de 17 años tiene el fútbol que históricamente le gusta al hincha de Alianza. Va para adelante, pase de gol, toque corto y habilidad. Le quedan pulir aspectos físicos evidentes y la fortaleza mental y ya veremos si cumple sus sueños y los nuestros. Potencial tiene.

El aplausómetro lo ganó Yordy Reyna, y quizá en el fondo esa bulla se la ganó por lo bien que le fue en el Sub 20. Es probable que a mitad de año deje el club, vaya a una liga importante y deje muy buenas ganancias a la institución; aunque hay un despertar en la directiva y un inicio en las conversaciones con su agente (Raúl Gonzales) para mejorarle el sueldo a mitad de año y extenderle vínculo hasta diciembre, en caso sea imprescindible para el equipo con miras al título si es que hubiese opción. Así Alianza lo aprovecharía deportivamente y solo tendría que aguardar unos meses para obtener dinero por el pase de un jugador que se perfila como la verdadera nueva joya del fútbol peruano.

El caso Deza
Yo recomendaría que a Jean Deza se le admire en una cancha de juego, pero que sus declaraciones sean tomadas con pinzas. Cuando retorné a Lima desde Argentina después de un mes que duró el Sudamericano Sub 20, me sorprendí cuando me dijeron que Deza había dicho que ya era jugador de Alianza. Horas antes me había manifestado en Mendoza que tenía mejores ofertas y que tenía dudas de que Wilmar Valencia lo quiera en el plantel porque -hasta donde sabía- lo de Alianza se presentó por un interés de la directiva y no tanto del cuerpo técnico. Pero seguro que después de verlo en el Sudamericano todos se animaron.

Así que Deza no tiene la información de primera mano sobre su futuro. Obviamente se ha cotizado mejor después del Sub 20 y Zilina no está dispuesto a resignar un solo euro. Alianza y Susana Cuba pretenden que los eslovacos respeten el acuerdo y las cifras que se plantearon hace un mes y que hicieron factible el acercamiento, pero en este momento hay otros postores como el Aurich y en el extranjero que quieren a Deza y pagan más. Así que es muy difícil que llegue a Matute y Deza lo sabe.

No sé hasta que punto Deza tenga influencia en la decisión final. Me contó de una palomillada que hizo en su club antes del Sudamericano y por lo que lo sancionaron enviandolo a jugar en la reserva (se vino a Lima a darse unos días de vacaciones sin permiso). No lo justifico al muchacho que tiene que mejorar su profesionalismo, pero lo comprendo porque tiene un cuadro familiar muy difícil y está a punto de ser papá por primera vez. Deza es un buen chico y un buen jugador y como aliancista me gustaría verlo de blanquiazul, pero habiéndolo conocido en Mendoza y compartido tristezas y alegrías, le diría que su futuro estará mejor en el extranjero. Aquí el entorno, su familia y la sociedad no lo dejarán progresar. Y hablo solo y específicamente del caso de Deza por saber las características de sus problemas. Con otros jugadores jóvenes todo podría ser más manejable.

Falta un 9

¿Será lo ideal traer de todas maneras a un 9? A estas alturas, cuando todos los jugadores ya tienen clubes y los que quedan libres son porque carecen de virtudes o simplemente son paquetes, yo diría que es mejor esperar a que el libro de pases se abra a mitad de año y traer a alguien efectivo y que no sea simplemente para parchar un hueco. El daño está hecho, dejaron pasar mucho tiempo, indecisiones, cuidaron en exceso el presupuesto y hoy ese puesto clave está descubierto. Pero sería mucho peor que tiren la plata al agua por un paquete que será para renegar semana a semana. Apuesten por un chico joven o por lo que hay en el plantel y no jodan.

Ojalá que Wilmer Aguirre agarre la onda de que su retorno al club no es para vacacionar hasta que consiga salir otra vez al extranjero. Ese es mi temor. El Zorro cuando trabaja y tiene un objetivo, es imparable en el fútbol local. Cuando se distrae con las frivolidades de Lima y su fama, pierde físico. Wilmar Valencia, quien lee este blog, ya lo sabe.

Espero el debut en Cajamarca como el primer paso de una buena historia en este 2013. No estoy para prometer nada ni soy pitoniso para asegurar que seremos campeones. Solo apoyaré. ¿Y ustedes?

Los goles… para todos los gustos.