Todo es de Alianza. Es tiempo de ponderar la victoria alcanzada sobre la ‘U’ para fortalecerse e identificar los criterios que se deben tomar en cuenta para que el camino en este Descentralizado 2013 siga siendo el adecuado. Y festejar el clásico en su real dimensión; la total superioridad, la renuncia a la especulación y la impotencia del rival ante el accionar blanquiazul en el Estadio Nacional, más íntimo que nunca.Yo sí creo que el clásico fue absolutamente blanquiazul. Que ni siquiera en el primer tiempo se dejó de apreciar que Alianza Lima tomó la iniciativa sobre Universitario y aunque tardó en trasladar ese dominio en situaciones de gol, cuando llegó al arco de Carvallo lo hizo con mucho más peligro que su oponente.

Sí fue bueno lo del chico Christofer Gonzales al inicio, el único con desparpajo en la ‘U’ para intentar un fútbol de espectáculo. Me gustó. Pero no llegó a ser lo peligroso que fue Jhony Vidales y el ‘Zorrito’ Aguirre estrellando su remate al parante, por ejemplo. Y en manejo de pelota, de no ser porque el ‘Pato’ Quinteros que estuvo impreciso al insistir en los pases al marcadísimo Yordy Reyna, Alianza hizo pasar más apuros a Carvallo que la U a Heredia. Y eso que el golero grone respondió correctamente cuando fue requerido.

Diego Chávez es expulsado casi 10 minutos después que Alianza ya se había volcado en campo de la ‘U’ en el segundo tiempo. Ya habían ingresado Anderson Cueto y Paulo Albarracín y eso le había dado otro cariz al funcionamiento grone. No es que debido a que la ‘U’ quedó con uno menos, el partido cambió. Es más la expulsión de Chávez se ajusta al reglamento. Los errores de Gambetta fueron posteriores.

Y no es en este caso que por ser un blog de Alianza Lima haya que falsear. Pero la expulsión de Coco Bazán fue absurda. Toño Gonzales finge una agresión y el árbitro compra ingenuamente. Compensó con roche. Y al final las rojas a Duarte y Toño fueron inobjetables. No hay más.

La ‘U’ venía haciendo un buen negocio con el 0-0. Por ahí escuché otra falsedad: “Alianza tenía mejores recambios”… ¿Quéeee? Pero si Alianza tuvo que echar mano de un juvenil de 17 años como Sergio Peña para hacer su tercer cambio. La ‘U’ ingresó a John Galliquio y Miguel Torres –de experiencia y con títulos ganados-, quienes al final no hicieron un buen partido, pero ese ya es otro tema.

Respondió como un zaguero afirmado y solvente el joven Koichi Aparicio. Confieso que yo prefería que ahí jugara Villamarín, pero el chico aprovechó su oportunidad y jugó con un amor a la camiseta que terminó siendo la envidia de muchos. Alianza presentó un equipo joven, pero que cada día tiene mejor rodaje y aunque todavía tenga falencias, resalta lo positivo por encima de lo negativo.

YORDY REY
Era difícil atreverse a decir el año pasado que Yordy Reyna podría seguir los pasos de Jefferson Farfán. Lo alucinaban enclenque y sin la potencia que se requiere en el fútbol de hoy para destacar. Pero Yordy ha trabajado y ha aprendido, por eso ahora es el futbolista más cotizado del mercado.

El golazo que dejó por los suelos a Fernando Alloco y John Galliquio es una muestra de que el chico sigue una evolución y un progreso sensacional. ¡Qué manera de jugar y de definir un remate fuerte a casi el final del encuentro, cuando muchos ya no tienen piernas!

Su remate fue contundente y su maniobra previa un sello blanquiazul inconfundible. Ahora yo insisto y jodo ¿Cómo que es imposible retenerlo por 6 meses más? Alianza, para revalorizarse como marca y regresar al camino de los títulos necesita preservar a sus figuras en favor de los objetivos deportivos. Con un Alianza campeón todo mejora y todos ganan.

Nadie dice que Reyna debe estar un año más, solo que lo considero necesario e imprescindible para pelear por el título de este año. Podría terminar de aprender y potenciarse físicamente en Matute y salir mejor cotizado como alguna vez lo hizo Farfán.

Alianza tendría que sentarse a negociar con Reyna. Susana Cuba y su comisión asesora deben reflexionar que no se trata de un gasto inútil, es una inversión a corto plazo porque a fin de año, sí o sí el jugador tendrá las mismas o mejores propuestas y se irá como un jugador más consolidado. En este momento no tendría que ser complicado encontrar el apoyo privado para este fin. La oportunidad de pelear por un campeonato está en ese esfuerzo y en la inteligencia de la directiva.

Hace años que Alianza deja que sus principales valores se marchen sin que refrenden su valor monetario en títulos para la institución. Es bonito ser la mejor cantera y vitrina del fútbol peruano, pero la política de ventas tiene mucho por mejorar.

Lo más torpe sería pensar que con el dinero que Reyna puede dejar en junio, Alianza estaría en capacidad de contratar a un 9 extranjero de categoría. No me como más ese cuento. Salvo que sea un negocio personal de algún intermediario o autoridad del club, los ‘paquetes’ no tienen cabida en este equipo de Wilmar Valencia. Ya vimos en este clásico todo el potencial del joven equipo grone.

¿Y a ti qué te pareció el Clásico?
¿Quiénes fueron los mejores de uno y otro equipo?
¿Crees que Reyna debería marcharse de una vez a Europa o intentar un título con Alianza este año?

La seguimos en Twitter @elkinsot_DT

[El gran gol de Yordy Reyna. Fuente CMD.]