“Todo lo que tengo en este mundo es la ropa que cargo en mi espalda”

Casi dos millones personas se vieron forzadas a dejar sus casas en el noreste de Nigeria en los últimos nueve años. La emergencia en la región está lejos de terminar, y la gente continúa siendo desplazada diariamente por la violencia. Atrapados en un conflicto de larga duración, muchas personas en Borno y Yobe tienen dificultades para encontrar comida, agua y refugio, y dependen de la asistencia humanitaria para sobrevivir. Maryam Sofo es una viuda de 80 años, ahora vive en un campo para desplazados en Bama. Dos años antes, su familia... Seguir leyendo...