Seth Rollins: la necesidad de un campeón de ser leyenda

Los tambores repicaron. Los bronces los secundaron. Inició una carrera descendente hacia un cuadrilátero. Tomó lo que por derecho era suyo: su oportunidad. Se robó el show, la atención y el Campeonato Mundial de WWE. Seth Rollins se convirtió en el primer dueño del Money in The Bank que canjeó su maletín en WrestleMania y se dio el lujo de hacerlo durante el evento estelar de la noche. Y así inició su legado y su arquetipo de luchador estelar. Su camino estaba destinado a ser una farsa. Desde que ganó aquel campeonato tuvo que ser... Seguir leyendo...