Foto: kampers

Estimados cibernautas, un reciente estudio comprueba que si un anciano acude a su consulta médica acompañado de un familiar o amigo, se siente más satisfecho con el cuidado médico que recibe.

Después de estudiar a 12.000 ancianos en diversos centros médicos de EE.UU., se vio que solo el 40 por ciento de ellos acudió a la consulta acompañado, ya sea de los hijos, familiares o amigos.Lo interesante es que cuando el anciano estuvo acompañado, no solo sintió que su doctor lo había informado mejor, sino que también lo había examinado mejor.

Los acompañantes más frecuentes fueron cónyuges (53.3%); hijos (31.9%); otros familiares (6.8%); y amigos o vecinos (5.2%).

Lo interesante es que se documentó que el acompañante no solo sirvió para hacer compañía, sino que en el 60% de los casos facilitó la comunicación medico-paciente. Por ejemplo, algunas cosas que ellos hicieron fueron: tomar nota de las indicaciones del doctor (44.1%), proveer información sobre el estado de salud o las necesidades del paciente (41.6%), hacer preguntas (41.1%), o explicarle las instrucciones del médico al anciano (29.7%).

El estudio es importante para muchos doctores que se resisten a tener acompañantes en su consulta y abre las puertas para que los acompañantes sean usados en beneficio del cuidado médico de los ancianos.

Estudio original

Ancianos acompanados – Dr. Elmer Huerta