En las últimas 72 horas se llevó a cabo en el local central de la Administración de Medicinas y Alimentos del gobierno federal de los Estados Unidos (FDA) una reunión que parecería sacada de una novela de ciencia ficción. Lo cierto es que es real, ha ocurrido y en ella se discutió el futuro del primer producto animal genéticamente modificado (GM) para consumo humano: el Salmón AquaBounty, ya bautizado por la prensa norteamericana como el “Frankenfish”.

Foto de AquAdvantage® que muestra un salmón natural (al frente) y uno genéticamente modificado (al fondo).
Seguir leyendo...