No hay mejor estímulo pedagógico que la salud o la enfermedad de la gente famosa. Por ejemplo, la reciente operación de la presidenta argentina Cristina Fernández ha hecho que mucha gente se entere de lo que es la glándula tiroides, para qué sirve y en qué parte del cuerpo queda. Pero el asunto que nos ocupa hoy es tratar de explicar cómo es posible que un paciente entre a operarse pensando que tiene cáncer y resulta que, después de la operación, los doctores le dan la noticia de que no lo tiene...

Foto de una biopsia por aspiración con aguja fina de la glándula tiroides.
Seguir leyendo...