Pareciera que de tiempo en tiempo la humanidad despertara de un sueño y se diera cuenta de que algo que hace de rutina, constituye en realidad un serio problema de salud pública. En el siglo pasado despertó con horror al darse cuenta de que el aparentemente inocente cigarrillo mataba a casi 6 millones de seres humanos en el mundo cada año. Ahora el mundo esta lentamente despertando de la pesadilla de la obesidad y sus consecuencias sobre la salud y la economía. Seguir leyendo...