Hace unos días el soldado Bradley Manning fue condenado a 35 años de prisión por filtrar documentos secretos del servicio diplomático norteamericano y desencadenar el escándalo Wikileaks. Ya en prisión, ha pedido que se le cambie el nombre a Chelsea y quiere ser tratado de ahora en adelante como mujer. Este post trata sobre la disforia de género.

La foto que Bradley Manning envió a uno de sus superiores en el 2010. (AP)
Seguir leyendo...