La epidemia por el virus zika en las Américas, se ha convertido en una noticia de interés y preocupación mundial. Criticada por su lenta reacción -y por primera vez después de la epidemia del Ebola- la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha convocado el día de hoy a su Comité de Emergencia para la Regulación Internacional de la Salud.

El comité tendrá que decidir si esta epidemia merece ser considerada un problema global, cuáles son las medidas que deberán adoptar los países afectados y priorizar las avenidas de investigación para combatir al virus.

La infección

El virus zika es trasmitido por la picadura del mosquito Aedes, el cual trasmite también dengue, fiebre amarilla y chikungunya. La infección causa síntomas leves a moderados en solo 20% de las personas infectadas, brinda protección de por vida, casi no causa muertes y la recuperación es rápida y completa. Con síntomas parecidos a los de una gripe, con dolor de cabeza, fiebre moderada y dolores de coyunturas, sus síntomas distintivos son ojos rojos (conjuntivitis) y erupción en la piel.

Siendo entonces una infección viral tan leve e inofensiva, mucha gente se pregunta ¿de dónde viene la preocupación?

Microcefalia

El principal problema es que la infección durante el embarazo esta asociada a una malformación congénita cerebral que hace que el bebe nazca con la cabeza muy pequeña, condición llamada microcefalia y que produce severos problemas de desarrollo e incluso la muerte. Brasil registraba alrededor de 200 casos anuales de la malformación hasta el año 2014. El año pasado ese número aumentó a casi 4.000. La investigación de 3.448 casos por el ministerio de salud de Brasil ha confirmado 270 casos y ha descartado 462. Lamentablemente, estas investigaciones son muy laboriosas y van a tomar mucho tiempo.

Parálisis de Guillain-Barré

En 1916, los médicos franceses Georges Guillain y Jean Barré descubrieron una enfermedad que lleva su nombre, en la que, empezando por los pies, el paciente se va quedando progresivamente paralítico, pudiendo llegar en casos extremos a paralizar los músculos de la respiración. Este tipo de parálisis es consecuencia de un fenómeno autoinmune, en la que debido a alguna infección viral o bacteriana, los anticuerpos que produce el sistema de defensa “se equivocan” y atacan a la mielina o capa protectora de los nervios.

Reconocida como rara complicación de la infección por el virus zika en los brotes de la Micronesia de 2007 y el de la Polinesia de 2013, se vienen documentando mas casos de Guillain-Barré que lo habitual en Brasil, Colombia y Venezuela. Al igual que el caso de la microcefalia, los estudios científicos para comprobar esa observación están en marcha.

Reacción de organizaciones de salud pública

La primera organización en reaccionar fue el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC por sus siglas en inglés) la que el 22 de enero pasado sorprendió con una alerta de viajeros de nivel 2, en la cual advierte a las mujeres embarazadas y en edad reproductiva que piensen dos veces antes de viajar a 14 países de América Latina, recientemente, la lista se amplió a 16 países. La OMS reaccionó una semana después alarmando al mundo. Al decir que el virus se va a extender “explosivamente”, produciéndose cuatro millones de casos, falló en decir que 3.2 millones de esas personas, ni cuenta se darían de la infección. Ya la OMS había sido criticada por su lenta reacción ante la epidemia del Ebola.

Consecuencias económicas

No es ningún secreto que después del rápido crecimiento económico que experimentaron los países latino americanos en los últimos 15 años, el último quinquenio ha visto un freno en ese desarrollo. En búsqueda de nuevos recursos, muchos países de la región han apostado al desarrollo de su industria turística. No es casualidad que prácticamente cada país de las Américas tenga bellísimos anuncios promoviendo sus bondades turísticas. ¿Se imagina entonces que el CDC o la OMS empiecen a advertir que es peligroso hacer turismo en America Latina y el Caribe?

Ya el carnaval de Rio de Janeiro esta en el ojo de la tormenta y muchos piensan que el número de turistas que acudan  será el termómetro de lo que vaya a ocurrir en las olimpiadas de verano que se llevarán a cabo en la misma ciudad, entre el 5 y 21 de agosto próximos.

Muchos se preguntan también cuáles serán las consecuencias económicas de la epidemia en Venezuela, país en el que la ministra de salud Luisana Melo reconoció que se han presentado ya 255 casos del síndrome de  Guillain-Barré, 55 de los cuales están en terapia intensiva. En ese país existe una enorme discrepancia en el número total de infecciones. Mientras que el gobierno del presidente Maduro solo ha reconocido 4.500 casos, el ex ministro de salud José Oletta, dice que en su país existen por lo menos 400.000 casos.

Impacto político

En un mundo tan globalizado como en el que vivimos, en el que las noticias vuelan instantáneamente, no es de extrañar que epidemias como la del virus zika causen terremotos políticos. La primera victima podría ser el ministro de salud del Brasil Marcelo Castro, que con solo cuatro meses en el cargo, dijo la semana pasada que Brasil esta perdiendo la batalla contra el mosquito Aedes. Inmediatamente después, la vocera de la OMS declaró desde su cómodo escritorio en la ciudad de Ginebra, que el ministro era muy fatalista y que se estaba declarando vencido antes de tiempo. Otra victima política puede ser la propia presidenta de Brasil Dilma Rousseff, que hace unos días también admitió que el mosquito esta ganando la batalla. Brasil esta en la peor recesión económica de los últimos 25 años, Rousseff enfrenta una cerrada oposición a su gobierno  y lo que suceda en los próximos meses puede decidir su futuro político.

Otra potencial víctima política es el presidente de Venezuela Nicolás Maduro. Con un congreso por primera vez en manos de la oposición, el impacto y el descontento popular que ocasione el zika en su país, puede provocar graves consecuencias. En mi cuenta personal de Twitter recibo innumerables mensajes de ciudadanos venezolanos que expresan su descontento ante la falta de medicamentos y la indiferencia de sus autoridades ante las numerosas infecciones por el zika.

Vacuna

Ya hay varias compañías que están trabajando en el desarrollo de una vacuna, la cual demorará por lo menos 5 años en hacerse realidad. Felizmente, debido a que ya hay cierta base de investigación con relación a virus de la misma familia, como el del dengue, chikungunya y fiebre del Nilo occidental, es posible que ese plazo se acorte.

La compañía que esta mas adelantada es Inovio, que podría empezar pruebas con humanos en agosto y tener una vacuna para uso de emergencia a fines de este año. Otra compañía que ya viene trabajando es Hawaii Biotech, la cual, con mucha previsión, empezó a trabajar en octubre del año pasado, cuando en Brasil se estaban documentando ya cientos de miles de casos.

Dios es peruano

Dentro de este panorama latino americano, en el que las infecciones por zika se cuentan por miles de casos (o millones en Brasil), llama la atención que el Perú sea el país que hasta la semana pasada se haya mantenido inmune a la infección. El primer caso importado de zika fue reportado recién la semana pasada en un ciudadano venezolano que adquirió la infección en Colombia -país que tiene 16.419 casos, incluyendo 1.090 embarazadas infectadas-  y desarrolló síntomas a los 2 días de haber llegado por tierra a Lima.

Gracias a la providencial sospecha de una enfermera, familiar del paciente, y la rápida acción de las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA), el caso fue prontamente identificado y aislado de mosquitos peruanos que pudieran infectarse al picarlo (la enfermedad no se contagia de persona a persona). El paciente ya está en su casa y no hay peligro para la ciudadanía, pero definitivamente, este no será el primer caso.

No hay duda que los preparativos del MINSA para enfrentar al fenómeno del niño y al virus chikungunya podrían estar contribuyendo a un exitoso control del zika, pero es posible también que existan fenómenos climáticos, aun no bien estudiados, que están protegiendo al Perú de infecciones por dengue, chikungunya y zika.

Corolario

Hasta ahora entonces, este virus es básicamente una amenaza contra la salud de la mujer en edad reproductiva, al resto, solo debe preocuparle la rara complicación del Guillain-Barré; en ese sentido recordemos que el dengue mata al 1% de los infectados y al 50% de los que adquieren la forma hemorrágica y no son atendidos.

Mientras tanto, si usted vive en zonas en las que hay mosquitos, colabore con las autoridades del MINSA cuando se requiera la fumigación de su casa, patrulle su propiedad y su vecindario para asegurarse de que no hay agua estancada que pueda favorecer el desarrollo del mosquito y no deje que lo piquen los mosquitos, usando repelentes, mangas largas y durmiendo bajo mosquiteros.

Y por último, si recibe visitantes de países en los que hay zika, y estos desarrollan fiebre, conjuntivitis y erupciones a la piel, llévelos inmediatamente al médico.