21 de septiembre del 2020 °C
Cuida tu salud

La diabetes (Parte I)

Algo más que un exceso de glucosa Cada vez que tenemos la oportunidad de conversar acerca de los azúcares o dulces en nuestra dieta, inmediatamente pensamos en que su exceso indefectiblemente nos va a llevar hacia una diabetes. Sin embargo, debemos saber diferenciar la Diabetes Mellitus de la Diabetes Insípida. Esta última se caracteriza por un incremento de la sed y por lo tanto nos lleva a ingerir grandes cantidades de agua, pero no tiene ninguna relación con la glucosa. Los excesos de glucosa no son necesariamente los únicos responsables de esta archiconocida enfermedad que, como veremos más adelante, se debe básicamente a una serie de trastornos endocrino-metabólicos familiares que intervienen en su origen y desarrollo. Seguir leyendo...

El colesterol

Cada vez que escucho la palabra colesterol, inmediatamente escucho también la frase "no es bueno" y la verdad es que esto me trae a la memoria mis clases de bioquímica en la universidad, en la que me enseñaron precisamente lo contrario. Todas las personas conocen algo sobre el colesterol, pero la gran mayoría no domina el tema pues no es un algo que resulte fácil de entender. Explicar su origen, su formación, su metabolismo y por qué se le ha satanizado durante tantos años involucra muchas veces usar un lenguaje algo técnico, por esta razón en esta entrega voy a tratar de darles una explicación muy simple, partiendo de lo general a lo particular. Seguir leyendo...

Los mitos de la lactancia materna

Hace algún tiempo recibí unas consultas de una amable lectora con respecto a los cuidados de su bebe y entre otras cosas, pude notar que las preguntas sobre la lactancia del niño iban cargadas de una gran cantidad de creencias populares. Por esta razón me siento comprometido a hacerles esta entrega que, estoy seguro, los ayudará a desmitificar mucho de lo que hasta ahora se ha escuchado sobre el tema. A continuación, algunos mitos sobre la lactancia materna: Seguir leyendo...

La molesta gastritis

Foto: Archivo El Comercio ¿Cuántas veces nos hemos quejado de agruras, indigestión, gases, náuseas, pesadez o de una sensación de languidez que nos deja una gran incomodidad justo en la boca del estómago? Si la respuesta es "muchas", déjenme decirles que lo más probable es que tengan una fastidiosa gastritis, es decir, una inflamación de la parte interna del estómago o mucosa gástrica. Generalmente, los distintos tipos de gastritis se producen debido al abuso de condimentos, grasa, alcohol, cafeína o tabaco, por comer a deshoras, por falta de sueño, por estrés o por culpa del famoso "Helicobacter pylori". Seguir leyendo...

Las vacunas en hora buena

Cuando hacia fines del siglo XVIII E. Jenner observó que los ordeñadores de vacas desarrollaban unas ampollas en sus manos -idénticas a las que tenían las vacas en sus ubres por una enfermedad que afectaba al ganado exclusivamente llamada "Vaccinia"- y que además, no se enfermaban de Viruela -que en esos momentos azotaba a Europa con una terrible epidemia-, pensó que alguna "sustancia" tenía que haber en el contenido de esas "ampollas" que les confería cierta protección frente a la enfermedad. Tras esta simple observación, el 14 de mayo de 1796, Jenner extrajo una cantidad del contenido de una ampolla de la palma de la mano de una ordeñadora y lo inoculó en un niño de 8 años. Unos días más tarde, el niño desarrolló una forma de viruela muy leve que desapareció sin dejar ninguna complicación. Tras esto, Jenner inoculó la propia viruela en el niño, quien no la desarrolló, demostrando así que esa era la mejor manera de proteger a Inglaterra de la epidemia. Esto significó el inicio de una nueva era en la medicina mundial: la vacunación. Seguir leyendo...