Lo hemos leído en infinidad de medios escritos y escuchado por muchos años. Incluso las tiendas y supermercados los ubican en sus escaparates y páginas web bajo esa clasificación y con el título de “vinos y licores”. Pero el pisco no es licor.

(Foto: Karen Zárate / Archivo El Comercio)

La gastronomía vive una luna de miel que deseamos sea eterna. El pisco, así como el vino y otras bebidas nobles que acompañan los platos en la mesa y se disfrutan en los previos y post, forman parte del concepto “gastronómico” aunque algunos estudiosos no lo consideren así. Volviendo al tema del pisco y para comprender un poco su ubicación en el mundo de las bebidas alcohólica, consideremos algunas premisas:

El diccionario de la Real Academia Española (22° edición) define “pisco: aguardiente de uva”. Y efectivamente lo es. Así como todas aquellas bebidas obtenidas mediante el proceso de destilación.

En los últimos años, los usos y costumbres de la palabra “aguardiente” le han dado una connotación de categoría inferior o calificativo un tanto despectivo.

Vale precisar que todas las bebidas destiladas están en el concepto de “aguardiente”. La palabra proviene del latín aqua ardens y definía a todos los alcoholes agrícolas obtenidos a través del proceso de destilación.

(Foto: Ivan Carvalho Melo)

En el Perú existe una normatividad que define el pisco y rige su proceso de elaboración. Así tenemos la Norma Técnica Peruana que dice:

“NTP211.001:2006: Pisco: Es el aguardiente obtenido exclusivamente por destilación de mostos frescos de “Uvas Pisqueras” recientemente fermentados, utilizando métodos que mantengan el principio tradicional de calidad establecido en las zonas de producción reconocidas. D.S. N° 001-91-ICTI/IND” – Comisión Nacional del Pisco, Ministerio de Producción.

Por otra parte, las bebidas tienen una clasificación general, basada en su proceso de elaboración:

a) Fermentados: vino, cerveza, chicha, etc.
b) Destilados: pisco, whisky, vodka, ron, tequila, etc. Son conocidos también como espirituosos (spirits).
c) Licores: elaborados a partir de un destilado más una especia, hierba, fruta u otros. Generalmente son dulces. Es el caso del amaretto, anisado, sambuca, etc. Las cremas son una subclasificación de los licores.

En resumen podemos referirnos al pisco utilizando las palabras destilado o espirituoso, mas no licor. Honremos a nuestra bebida bandera llamándola como se debe. ¡¡Salud!!