03 de agosto del 2020 °C
Destilando pisco

El sueño del pisco propio

¿Se imagina tener su propio pisco? ¿Botellas con el preciado líquido etiquetadas con su nombre, el nombre de la familia, la empresa o del amor de su vida? Ese sueño puede ser realidad. No importa que no tengan bodega propia. Hoy los productores pisqueros y algunos emprendedores ofrecen esta atractiva posibilidad y ya existen varias personas que pueden mostrar con orgullo la botella con su nombre en el bar de su casa.

(Foto: Giancarlo Shibayama / Archivo El Comercio) Seguir leyendo...

El sabor de la quebranta (a ritmo de rap)

Uno de los temas que me inquietan desde hace buen tiempo es cómo atraer a los jóvenes (mayores de edad por supuesto) a que se interesen por el pisco. En algunas conversaciones con amigos de 20 a más, a veces me han dicho que sienten que es una bebida para “mayores”, que siempre está ligada a la música criolla y que, por último, es muy fuerte. ¿Muy fuerte? ¡Pero si los veo tomar ron, vodka y whisky! Seguir leyendo...

El chilcano perfecto

Uno de ellos es el que prepara el reconocido bartender Roberto Meléndez (Bar Inglés del Hotel Country y bar Capitán Meléndez). No solo heredó la profesión de su padre, sino también muchas historias alrededor de cocteles pisqueros.

(Foto: Giancarlo Shibayama / Archivo El Comercio) Me cuenta Roberto que corrían los años 30 y los antiguos inmigrantes italianos tenían por costumbre tomar un coctel reconstituyente y refrescante que los ayudaba a recuperarse de una noche de copas. Lo llamaban Buon Giorno o Buenos días. Poco tiempo después aparecería el chilcano de pisco, quizás atribuyendo esas cualidades recuperadoras similares a las que brinda el chilcano de pescado. Seguir leyendo...