Mistura fue también el escenario de dos concursos que empiezan a ser clásicos en la feria: el Mejor pisco sour y el Mejor chilcano. Qué mejor ocasión para mostrar en todo su esplendor a este peruanísimo destilado que en la fiesta nacional de los sabores. Había que enaltecerlo, más aún cuando el espacio destinado al pisco decepcionó a todos, dejando una gran frustración.

Fue grato observar a los jóvenes bartenders participantes que dejaron sentir sus estilos innovadores, especialmente en el chilcano. En el pisco sour se calificó la aplicación de la receta clásica (3 de pisco, 1 de limón, 1 de azúcar o jarabe de goma). Los nervios, en algunos casos, les jugaron una mala pasada.

Tuve el honor de ser parte del jurado calificador de los mencionados concursos. Se aplicaron algunos criterios generales para ambos y criterios específicos para cada uno. Lo principal en un cóctel es el equilibrio de sabores y aromas, en armonía con el nivel de alcohol. En el caso del pisco, éste debe lucirse y no ser opacado. Como dijo Johnny Shuler, “no queremos un sour de limón, se busca el mejor pisco sour”.

Juan Carlos Ochoa (otro miembro del jurado), profesor principal de Bartending en el Cordon Bleu Perú, precisa que un cóctel debe tener, además de lo ya mencionado, buen cuerpo, buena presentación y excelente sabor.

Todos aplaudimos el uso de frutas como el ayrampo, camu camu, aguaymanto, o utilizar en vez de un sorbete, un palillo de hierba luisa o una espuma de kión en la decoración. Libre creatividad con respeto a los insumos, tal cual se exige en un buen plato.

Fueron 5 los finalistas para ambos concursos, todos demostraron creatividad, conocimiento y pasión en sus propuestas. Anímense a probar sus cócteles. Los encuentran en el 550 Kriollo Gourmet, Bar Capitán Meléndez, Bar Oriental Express, Bravo Restobar, Ayahuasca y Laeñe.