Me emociono cuando encuentro un joven chef que emprende con coraje y valentía la aventura del restaurante propio. El trayecto no resulta fácil. Debe enfrentar una serie de trabas administrativas, económicas y financieras, armar y liderar el equipo de trabajo, encontrar los proveedores ideales, definir la carta, afinar la cocina, conquistar a los comensales. Además, apenas abierto el establecimiento y estrenando fogones, enfrentará las críticas que, en la mayoría de los casos, son inclementes, nada constructivas e incluso ofensivas.

Salón Síbaris Resto Bar

Salón Síbaris Resto Bar

Francesco de Santis es un “churre”, así llaman a los chicos en Piura, su tierra natal, de 24 años. Le Cordon Bleau fue su casa de estudios en el arte culinario aunque también hizo cursos de hostelería. En esas aulas conoció a Thalía Talavera (23) quien complementa su vida en todo sentido como el mismo afirma y es su brazo derecho. Thalía está al frente de la administración de Síbaris Resto-Bar, supervisa el salón comedor y a veces cuando la situación lo requiere, se ubica tras la barra para preparar los cocteles. Otra de sus funciones es poner el cable a tierra cuando el entusiasmo de Francesco intenta volar el presupuesto, tarea vital si se quiere mantener el proyecto con vida.

El local está diseñado y decorado con buen gusto. Algunas paredes pintadas de negro, piezas vintage que recolectaron de las casas de padres y amigos, muebles reciclados, discos de vinilo, mensajes escritos relacionados a la cocina, cuadros coloridos que complementan el ambiente. No es un local grande, apenas para 35 a 50 personas, pero tienen 4 ambientes: la barra, con una pared de fondo que rinde homenaje al Pisco, bien acondicionada con macerados de frutas, especias y cervezas artesanales, otro sector de mesas y bancas altas, al lado mesas con sillas y sofás, finalmente un “lounge” de cómodos sillones y pufs para ir en grupo y apropiárselo.

Barra en homenaje al Pisco

Barra en homenaje al Pisco

Qué encontrarán

Una carta joven y fresca como sus dueños, con platos ricos, bien pensados y sin complicaciones. La idea es pasarla bien alrededor de la mesa, comiendo rico y sano, con la presencia de varios ingredientes orgánicos. Algo para destacar, Francesco no usa glutamato monosódico, es uno de los pocos detractores que he conocido en esta ciudad y es un gran logro que demuestra que se puede comer rico sin ese “truquito”. Incluso está pensando decirlo en su carta y pizarra, ojalá se anime a ello. Las porciones son suficientes para compartir de a dos, con precios más que adecuados.

Tartare de ternera sopleteada con hojuelas de yuca

Tartare de ternera

Tartare de ternera

Cortes pequeños de carne, fresca y suave. Viene marinada con una salsa oriental, aceite de oliva virgen extra, gotas de vinagre de Jerez, sal de Maras, ajonjolí, apenas un poquito de cebolla blanca picadita y unos cuantos brotes de cebolla que acentúan el sabor. Bien lograda. S/16.00

Anchovetas con tomate

Anchovetas con tomate

Anchovetas con tomate

Sobre un pequeño trozo de pan, una firme anchoveta intensa y sabrosa, en el lomo lleva un pequeña porción de salsa de tomate. Me faltó algo de frescura que resolví con un par de gotas de jugo de limón y listo! Vienen 6 porciones.  S/.10

Bombas de camote y crema de queso

Bombas de camote

Bombas de camote

Este plato no me entusiasmó y eso que me gusta el camote. La crema no fue de queso sino de palta pero el chef se adelantó y explicó el cambio.   La  idea es buena pero le faltó sabor al camote,  quizás una especia, pedacitos de queso serrano, algo que realce el gusto de este tubérculo tan noble. S/. 12 por 6 unidades.

Pizza Sibaritana

Pizza Sibaritana

Pizza Sibaritana

No se nieguen a ella así estén a dieta. La masa es delgada, irregular como toda pizza artesanal, algunas partes son crocantes. La salsa de tomate es natural, se darán cuenta de ello por el sabor y la poca sal a diferencia de la industrial. Trae láminas de prosciutto, algo delgadas pero es un producto caro, champignones y hojas de arúgula.  Para añadir untuosidad, yo le puse un chorrito de aceite de oliva. S/. 18

Torta de choclo con tocino

Torta de Choclo con ensalada fresca

Torta de Choclo con ensalada fresca

Una versión un tanto distinta y bien lograda del pastel de choclo. La masa no es dulce como la receta clásica pues no lleva azúcar y un poco más compacta. Tiene trozos chiquitos de tocino ahumado que le aportan más sabor. El punto dulce está presente con una pincelada de miel de maple en la parte superior del pastel. Apenas un touch, el preciso, para que sume y no reste. Viene decorado con tocino crocante, cebolla blanca, brotes de cañihua y se acompaña con una ensalada fresca de hojas verdes, pepino y tomate. S/.20

Quinua gratinada

Quinua gratinada

Quinua gratinada

Por fin una versión distinta a las demás que encuentro llenas de crema de leche, queso parmesano -si lo es- mantequilla y otros ingredientes que en algunos casos son excesivos, opacan y ocultan el sabor de este reivindicado grano.

Disfruté la sensación saludable de este plato, sabía a quinua! Con ese dejo de leve amarguito tan característico, la hubiera preferido un poquito más al dente. Acertados los ingredientes complementarios de verduras: vainitas, pepino fresco, pimiento rojo, tomate. En el centro y como resaltador del sabor, un huevo de corral con la yema cruda para reventar y disfrutar. S/18

Dirección: Jr. 28 de Julio 206-B Barranco

Teléfono: 2470263

Atención: Almuerzo de 12 pm a 3pm. Cena: Martes y Miércoles de 7 a 11pm, Jueves 7 a 12 pm, Viernes y Sábado de 7 pm a 2 am

Parking: No tienen pero encuentran playa de estacionamiento al costado de la iglesia de la Plaza de Barranco (a una cuadra)

Descorche: No cobra