08 de agosto del 2020 °C
Destilando pisco

Conozca la primera bodega escuela en el Perú

Hace cuatro años, en un viaje de visita a Ica, tuve la ocasión de conocer el Citevid - Centro de Innovación Tecnológica Vitivinícola. Este organismo depende del Ministerio de la Producción y trabaja de manera coordinada con instancias afines de los ministerios de Agricultura e Industria, así como con profesionales especializados. Como buen anfitrión, Manuel Morón, director ejecutivo del organismo, me acompañó a conocer las instalaciones que han ido construyendo y mejorando poco a poco, y que también sufrieron los efectos del fuerte terremoto del año 2007. Me mostró el terreno de experimentación que tiene un área de 14 hectáreas, siete están dedicadas al cultivo de uvas pisqueras. También se cultivan uvas de mesa como la Red Globe y Thompson. En el resto del terreno se cultivan árboles como huarangos y eucaliptos.

(Foto: Richard Hirano / Archivo El Comercio) Seguir leyendo...

El pisco no es licor

Lo hemos leído en infinidad de medios escritos y escuchado por muchos años. Incluso las tiendas y supermercados los ubican en sus escaparates y páginas web bajo esa clasificación y con el título de “vinos y licores”. Pero el pisco no es licor.

(Foto: Karen Zárate / Archivo El Comercio) La gastronomía vive una luna de miel que deseamos sea eterna. El pisco, así como el vino y otras bebidas nobles que acompañan los platos en la mesa y se disfrutan en los previos y post, forman parte del concepto “gastronómico” aunque algunos estudiosos no lo consideren así. Seguir leyendo...

Mistura: la presencia dispersa del pisco

El éxito de Mistura 2010 es indiscutible. Las cifras de asistencia, productos y ventas hablan por sí solas y los medios informaron todo lo que esta megaferia vivió durante los seis intensos días que duró. Muchos productos brillaron. Dos productos hicieron su primera aparición pública de manera colectiva y organizada: el café y el cacao. Con exposiciones, charlas, demostraciones, degustación y venta de productos para el asombro y orgullo del respetable. Incluso hubo una presentación magistral sobre el cacao, sus actores y los cambios favorables que se pueden desarrollar en las comunidades donde se cultiva. La asistencia en el auditorio fue a lleno completo. Lamentablemente, el pisco no vivió lo mismo.

(Foto: Lino Chipana / Archivo El Comercio) Seguir leyendo...