Foto: Katherine Yong

Lo primero que debes preguntarte antes de comprar una mascota es ¿tengo paciencia? y lo segundo, ¿tengo tiempo para dedicarle? Si has respondido sí a ambas, entonces empecemos la búsqueda.

Tener una mascota en casa implica una gran responsabilidad pues todo animal menor necesita de una persona que lo cuide y le dedique tiempo para educarlo.

Si tiempo es lo que precisamente no tienes pero quieres una mascota, entonces sería importante considerar un gato, pues es un animal mucho más independiente que los perros. Si además no tienes mucho espacio en casa, entonces un pez, canario o periquito australiano también son opciones a tomar en cuenta. Todo animal doméstico será una buena alternativa.Lo que no recomendamos es tener en casa una boa, iguana o cualquier otro animal silvestre pues por más que tengas buenas intenciones, sufrirá en cualquier espacio que no sea su propio hábitat.

Nosotros siempre recomendamos un perro de mascota. ¿Por qué? Pues porque el perro y el ser humano conviven en armonía desde hace miles de años. Es un animal cariñoso, totalmente fiel, que jamás abandonará a su dueño. De allí que veamos en la calle a personas indigentes con su can al lado. En cambio, el gato, mientras viva bien estará contigo, una vez que algo no le guste, se irá.

Quedemos entonces en que tienes tiempo y escogerás un perro. Puedes adquirir un cachorrito una vez cumplidos sus dos meses.

Sería bueno que tengas en cuenta cuál es tu personalidad antes de elegir la raza del animalito. Veamos algunas opciones:

- Si eres deportista y quieres que tu perro te acompañe a trotar o a hacer ejercicio, entonces un labrador, pastor alemán o bóxer son los indicados.

- Si eres tranquilo y te gusta pasear o hacer caminata, puedes comprar un basset hound (ideal para el adulto mayor), salchicha o york shire.

- Si eres extrovertido y sociable, el bóxer es el ideal, pues es un perro juguetón.

- El intelectual, por ejemplo, no puede tener un bóxer, sino uno muy calmado como el salchicha o el perro peruano sin pelo.

- Si eres padre de familia y quieres comprarle un perro a tu hijo, te recomiendo el bóxer. Esto, siempre y cuando tu hijo tenga ocho años o más, pues recién a esa edad puede asumir la responsabilidad de cuidar a su mascota. El niño –y no la mamá ni el papá- será quien lo saque a pasear, le dé su comida, le cambie el agua, etcétera.

Antes de terminar, quiero dejar en claro que el perro debe socializar con otros de su especie, déjalo que juegue con otros. Muchas veces, los dueños evitan este contacto pero es muy importante porque de lo contrario tus mascotas crecerán teniendo miedo u orinándose ante la presencia de otros de su misma especie.

Clínica Veterinaria Rondón
Av. Pedro Venturo 104
Higuereta – Surco
448-6092/271-0373/271-5542